Sabia virtud de detener el tiempo

Hay una hermosa canción que dice sabia virtud, canción de Alejandro Fernández de conocer el tiempo, pero pareciera que el ser humano nunca sea preocupado por ello y deja que los segundos, los minutos, las horas, los días meses y años se vayan como el agua entre los dedos y no aprendemos que el tiempo es sabio porque no perdona, cuando reaccionamos y vemos hacia atrás se fue la infancia, la adolescencia, la juventud y nos encontramos inmersos en el tiempo, con el pelo blanco, rostro con arrugas, decadencia física y al ver la verdad de la vida reflejada en un espejo nos encontramos que hemos envejecido que el tiempo nos cobro facturas y la vida se extingue poco a poco.

Hoy concluye no solo este 2020 que nos marco a toda la humanidad y que deja amarga experiencia , pero esta historia va más allá porque marcará a las nuevas generaciones. Cuando el reloj marque las doce no morirá el tiempo, el tiempo transcurrirá, quien morirá será una década más y sería grato sentarse en familia o solos para reflexionar sacando lo bueno del año que concluye y respirar hondo para elevar una plegaria por los que se han ido, por los enfermos y porque el 2021 sea el año de un renacer espiritual en cada uno de los que habitamos la tierra pensando unirnos para lograr un mundo mejor.

Hay que respetar el tiempo, nuestro consejero, nuestro maestro y aprender de todo lo que nos ha enseñado, porque el tiempo no perdona, Dios sí.

Así que hay que respirar hondo y cerrar los ojos para pensar que mundo queremos para nosotros y el que le vamos a heredar a nuestros hijos y a las nuevas generaciones.

!No, no amigo no vamos a tardar mucho tiempo para reflexionar!. Ya hemos dejado transcurrir mucho tiempo sin hacerlo. Sería lo correcto tomar las manos de los seres que amamos para elevar una plegaria y en un deseo de corazón, pedir perdón y que nuestro sueño de cambiar el mundo se haga realidad, porque hoy hay tiempo, mañana será otro día.

Hay que aceptarse como somos, respetar la vida de los demás, porque cada quien somos y actuamos diferentes, el poder no lo es todo, lo material tampoco , son dos cosas que con el tiempo nadie ha podido descifrar que pareciera tan sencillo, pero ha provocado la desestabilizado de la sociedad y provocado que el mundo se vuelva loco. Es tiempo de recuperar la amistad, la unidad para darle estabilidad al mundo. El tiempo nos indica que es tiempo con los cambios y una señal ha venido a ser este virus que cambio al mundo, y religiosamente un aviso de Dios, para que el mundo cambie, reaccione la humanidad para lograr ese mundo que tanto se sueña, dónde reine la paz, alegría y la salud.

¿Usted amigo qué opina?. Habrá quien piense que estoy loco, pero dicen que los locos transforman el mundo, ojalá y podamos transformarlo para bien. Cuando menos hay que intentarlo en esta reflexión y sueño de fin de año dejando ir lo malo y recibir lo mejor del 2021.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba