Roa Quintero ahora son trasladados al CERESO de Villa de Álvarez

 

Enrique Antonio Roa Ordoñez y Ma. Guadalupe Alicia Quintero
Enrique Antonio Roa Ordoñez y Ma. Guadalupe Alicia Quintero

León, Guanajuato

Los irapuatenses Erandi, Enrique y Alicia Roa, fueron llevados del Cereso de León a Villa de Álvarez en Colima por otra denuncia que se suma a los 17 procesos anteriores de los que han sido vinculados por presuntos fraudes en el robo de vehículos, aunque dicha denuncia aparece, cuando ellos ya estaban en la cárcel.

El jueves 18 de junio, familiares de los acusados, quienes llevan ya poco más de tres años encarcelados depositaron una fianza en juzgado segundo penal de León, para que salieran en libertad, pero no los dejaron ir, al contrario fueron conducidos a Villa de Álvarez, ciudad conurbada con la de Colima.

Según la información obtenida por familiares, las hermanas de Ma. Guadalupe Alicia Quintero, Blanca y Josefina, entregaron documentos de prueba de que en la fecha en que ocurrió un fraude, su hermana  estaba recluida, junto a sus hijos.

Hasta este jueves, los inculpados no han declarado sobre el hecho que ahora se les demandó y que es por el robo de una camioneta en ese municipio de la misma forma que los anteriores, es decir, con cheques que no tienen fondos.

 Contexto

El 3 de marzo del año 2012 fueron detenidos Ma. Guadalupe Alicia Quintero Domínguez, sus hijos Enrique Antonio Roa Quintero, Erandi Alicia Roa Quintero, su esposo Enrique Antonio Roa Ordoñez, junto a Ileana Quintero Domínguez, que es su hermana menor, aunque estos dos últimos se encuentran libres debido a que no se les pudo comprobar nada después de la investigación inicial.

De los 17 procesos penales a los que fueron vinculados, hasta este momento sólo faltaba uno por resolver y se encuentra en la sala del juzgado segundo penal de León con expediente 160/2012, donde permanecieron encerrados hasta el 18 de junio desde hace tres años.

Ya apresados, la Procuraduría General de Justicia de Guanajuato presentó a la familia Roa Quintero ante medios de comunicación como “banda de defraudadores” como parte de un “excelente trabajo de investigación” realizado por parte del Ministerio Público, con publicaciones que se plasmaron en diversos periódicos no sólo de la entidad, sino de otros estados.

Después de varios años en la cárcel a la familia Roa Quintero no se le ha dictado como culpable por falta de pruebas, sin embargo continúan en prisión.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba