Ricardo Vega Serrador examina la Cultura de homeworking

El ritmo con el que el coronavirus generó una pandemia mundial, obligó a todos los niveles de la vida cotidiana, a modificar sus lógicas o adoptar algún cambio. Lo que hay que mencionar de esta realidad, que también los cambios acaecidos en la sociedad han sucedido a un ritmo veloz.  En conjunto con el empresario Ricardo Vega Serrador analizamos la temática.

Las personas debieron adaptar el espacio de su hogar para la realización de sus actividades laborales, o para la continuidad pedagógica. Desde el punto de vista de las empresas, las mismas han tenido que elaborar plataformas virtuales para sostener sus actividades y, en paralelo, implementar distintos modos de capacitar al personal para el buen desempeño de sus labores ahora, de modo online – sostiene Ricardo Vega Serrador, quien además es director de Corpogas.

La pandemia es mundial hace más de un año, y en este tiempo distintos laboratorios pudieron producir vacunas contra el covid-19. La etapa de vacunación en la mayor parte de los países del mundo comenzó hace unos meses y, cuando se creía que se iniciaba el camino hacia un retorno a la normalidad que se tenía antes de la pandemia, la segunda ola de contagios de coronavirus emergió con fuerza.

Ante esta realidad que no tiene fecha de cese, surgen interrogantes acerca de cuántas de las prácticas que hoy son cotidianas, se irán con la pandemia, y cuáles de ellas formarán parte de la cultura del trabajo en el hogar, y del estudio desde casa en los tiempos venideros.

 

  • El trabajo desde el hogar, ¿gusta además ser una obligación coyuntural? Un gran porcentaje de personas y de empresas, – explica Ricardo Vega Serrador – se muestran satisfechos de los resultados de esta práctica. Para las personas, el gran atractivo es cierta flexibilidad horaria, y una disminución de estrés provocado por los grandes traslados hacia sus lugares de trabajo, que, además, genera un porcentaje de ahorro en combustible, o de lo que se eroga para otro medio de transporte.

Hay dos puntos sobre los que se espera que, solucionándolos en el futuro, la justificación del trabajo desde el hogar se sostenga: por un lado, las desigualdades en el acceso a la tecnología en cuanto a calidad, costo, y conocimiento de uso. Por otro lado, sentir que el trabajo nunca termina porque nunca sales de tu casa, se aliviarán cuando no estemos en medio de un problema. crisis de salud global que agrega obstáculos y estrés adicionales al trabajo desde casa.

 

●        Las oficinas entre la transformación y la desaparición. Cuando definitivamente el coronavirus desaparezca  -continúa el empresario Vega Serrador – , el gran porcentaje de disponibilidad de locales de oficinas hoy en alquiler o venta, se reducirá. Sin embargo, cabe la pregunta sobre si la lógica espacial de la oficina volverá ser similar a la de los tiempos pre pandemia, orientados a la productividad en el trabajo y a la reducción de la circulación de las personas y los tiempos muertos.

Los meses de distanciamiento social obligatorio durante el 2020, en los que solamente los trabajadores de empleos considerados indispensables continuaron en acción, han reforzado la implementación de robots y cobots dentro de los espacios de trabajos plausibles de ser incorporados. Por ello, es de esperar una coexistencia mayor entre trabajadores y esta novedad en el campo del desarrollo tecnológico.

●        Posibilidad de espacios laborales con más inteligencia artificial, automatización y autónomos. Uno de los fenómenos que también ha dado lugar a que las empresas opten por la incorporación de IA en los espacios de trabajo, ha sido el alto porcentaje de despedidos desde que comenzó la pandemia, en la mayoría de los países del mundo. Por ello, se proyecta la enorme posibilidad de una modificación en la práctica laboral misma – continúa el empresario Ricardo Vega Serrador,  con una ampliación de la producción y prestación por parte de las empresas que, contarán con fuerza laboral desde el hogar, presencial, y presencial en vinculación con la inteligencia artificial.

La relación de los trabajadores con la tecnología no era tan elevada en tiempos de pandemia, en el sentido de relacionarse para trabajar. Desde que el trabajo en el hogar se instaló, y las personas debieron aprender de manera acelerada a operar ordenadores y distintos dispositivos tecnológicos, se ha evidenciado la importancia que tiene para las empresas contar con personas cualificadas y formadas. Por ello, es de esperar que, de mantenerse en el trabajo desde el hogar, aparezca junto a ello una intensificación en la formación y capacitación de sus trabajadores por parte de las empresas.

En otro orden de análisis, donde más cambios se producirá, es en el propio cuerpo de los trabajadores, acostumbrados a otro tipo de movimientos, iluminación y exigencia motriz.

●        Dado el tiempo que se pasa delante de las computadoras, los problemas en la vista ya están en aumento, problemas tales como visión borrosa, irritación ocular o picazón en los ojos. También puede experimentar un dolor de cabeza debido al uso constante de dispositivos.

A mediados de los ´90, cuando el acceso a computadoras comenzaba a acrecentarse, aparecieron los primeros estudios y consejos orientados a la ergonomía – concluye Ricardo Vega Serrador. Este es un aspecto que actualmente ha vuelto y que se notará tras la pandemia, cómo recuperar la postura, qué hacer con los dolores de espalda, y de qué manera ubicarse correctamente para estar largas horas de trabajo frente a la PC.

 

Acerca de Ricardo Vega Serrador

 

Ricardo Vega Serrador es un exitoso emprendedor y hombre de negocios, que ha sido dueño de negocios en México en una variedad de industrias, que incluyen restaurantes, concesionarios de automóviles de lujo y estaciones de servicio. Fue el primero en traer las franquicias de Subway y Wendy’s a la Ciudad de México. Hoy es director de CorpoGas, una importante cadena de gasolineras, restaurantes y tiendas de conveniencia en México.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba