Reciclaje en tiempos de COVID-19 ¿Una sociedad más consciente y responsable?

El hábito de reciclar es aún más importante en la cuarentena y posterior a ella, debemos Incentivar el reciclaje y la reutilización de objetos, incluso el compostaje

Por Denisse Guerrero

El hábito de reciclar es aún más importante en la cuarentena y posterior a ella, debemos Incentivar el reciclaje y la reutilización de objetos, incluso el compostaje con el fin de cuidar nuestro hogar en común; la tierra.

Cabe destacar que esta situación nos ha permitido hacer conciencia sobre nuestras actividades ambientales en el hogar y que estas puedan impactar al planeta ¿Qué estuvimos haciendo de manera consciente durante esta cuarentena?

“Vivimos en la tierra como si tuviéramos otra a la que ir” Terri Swearingen

La pandemia trajo consigo incertidumbre en nuestras vidas y muchas razones de esperanza porque toda la situación terminará pronto, y volviéramos a desempeñar nuestras actividades, pero también ha traído una nueva amenaza mundial: miles de mascarillas que invaden los vertederos y océanos de todo el mundo, provocando una vez más la alteración de los ecosistemas orientados a su destrucción.

Empezaremos por los artículos de uso diario durante esta pandemia; los cubrebocas desechables, los guantes de látex y mascarillas, comúnmente vemos en las calles desechos de los mismos que no es la manera más adecuada de deshacerse de ellos, estos cubrebocas están hechos de plástico con fibras sintéticas resistentes que no se degradan fácilmente y generan contaminación, además forman parte de los restos de desechos de basura que generamos diariamente, por ende perdurarán en el ambiente por varios años dependiendo del material con el que estén fabricados.

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) recomienda que una vez usada la mascarilla se debe cortar en pedazos y ser colocada en una bolsa, a pesar de que esto evita que el coronavirus se propague, continúa reforzando los desperdicios plásticos.

No existe como tal un área especial para tirar este tipo de residuos, sin embargo, la población tira sus cubrebocas en la vía pública o en la basura de manera irresponsable, debemos tomar en cuenta que otras personas podrían estar en contacto con nuestra basura.

Sin embargo, esto no nos impide para que podamos hacer actividades productivas o de reciclaje en nuestras casas, estos son los puntos que debemos de tomar en consideración para llevar un confinamiento más dinámico y ecológico:

Aprender a crear la separación de nuestros desechos de manera adecuada, por motivos de pandemia y estando en nuestros hogares somos más frecuentes del consumo de diversos productos o artículos que conllevan la responsabilidad de empaques, residuos y basura al terminar su vida útil; productos de cartón como la leche nos funciona perfecto para recrear nuevas manualidades y cajas estilo oriental.

Compostar es indispensable, reduce el transporte de residuos y por ende las emisiones de gases de efecto invernadero, disminuye los gastos de transporte que generarían esos residuos, reduce las chances de que lo reciclable se contamine y se produce una enmienda orgánica para usar en macetas, es una actividad muy consciente que beneficia el medio ambiente si tomamos en cuenta la cantidad de residuos domésticos orgánicos que generamos en nuestras casas, en este proceso se transforman los residuos de la cocina o el jardín en abono orgánico y pueden elaborarse a base de diversos procesos dependiendo el espacio que tengamos en casa para llevarlo a cabo.

Un consumo más amigable con el planeta, productos que no sean solo desechables y se puedan usar por un tiempo de vida más prolongado permitiéndonos no generar los mismos desechos en grandes cantidades.

Los hábitos sostenibles crecen entre los ciudadanos, una gran parte de nosotros nos vamos dando cuenta con el paso de los días que hemos tenido bastante abandonado nuestro jardín, y que de pronto sin darnos cuenta también nuestros hábitos de consumo fueron quizá desmedidos, todos tenemos de pronto esa peculiaridad de comprar algo que jamás utilizamos, pero conforme pasan los días vamos aprendiendo y siendo más conscientes de que los problemas ambientales son cuestiones prioritarias a afrontar como sociedad, y sobre todo en tiempos de COVID-19 y después de ella.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar