Polémica foto del niño sirio, que no llora, no grita, ya se acostumbró a la tragedia

niño sirio

Una imagen que interpela a la comunidad internacional. Otra vez un niño. Otra vez Siria. Omran Daqneesh tiene cinco años y ayer sobrevivió a un bombardeo en Aleppo. Por estas horas, su rostro ensangrentado está dando la vuelta al mundo.

La imagen comenzó a circular en las redes sociales gracias a Raf Sanchez, el corresponsal en Medio Oriente del diario británico The Telegraph, quien la publicó en su cuenta de Twitter luego de que un médico -que participó de las tareas de rescates- se la envió.

Lo conmovedor de Omran es su actitud ante el horror. No llora, no grita… parece estar cansado y acostumbrado a la tragedia siria. Omran está aturdido. Algo impensado para una vida tan joven.

No sólo hay registro fotográfico. Horas más tarde se conocieron las primeras imágenes de la cadena de televisión Alepo Media Center. Allí, se puede apreciar como con los pelos revueltos, la cara cubierta de polvo y con un ojo comprometido, Omran toca su rostro y mira su mano: tiene sangre. Con la inocencia de todo niño, intenta limpiar sus dedos en el asiento de la ambulancia donde los paramédicos lo sentaron a la espera de las primeras curaciones mientras rescatan a otros niños.

Tras ser atendido en el hospital “M10”, el menor fue dado de alta. Lo llamativo es que en Alepo los médicos utilizan nombres en código para los centros de salud porque aseguran haber sido blanco sistemático de ataques aéreos por el gobierno, que cuenta con el respaldo de Rusia, Irak y la organización libanesa Hezbollah.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button