Persisten quemas agrícolas, insuficientes las medidas para prevenir y sancionarlo

Guanajuato.- Aunque es una actividad prohibida y las autoridades han emprendido acciones concretas, no se han podido parar las malas prácticas agrícolas como la quema de esquilmo, pese a que se cuentan en al menos 350 los expedientes abiertos en la PAOT, la mayoría de ellos son derivados de denuncias ya que son insuficientes el personal y recursos para la prevención y vigilancia en los municipios.

De acuerdo a la propia Procuraduría del Ambiente y Ordenamiento Territorial, en esta zona del estado, solo el año pasado se integraron 322 expediente por quema de esquilmo al ser uno de los factores que favorece la mala calidad del aire y aumenta el número de partículas en suspensión PM 2.5 que son a las que directamente se les atribuye como responsables de problemas médicos graves en la población al ser inhaladas con mucha facilidad.

La región de Abasolo, Pénjamo, Irapuato, Cuerámaro, Huanímaro al ser zonas de alta producción agrícola presentan un mayor número de casos de quemas de este tipo y por lo tanto se ubican como una de las regiones con más problemas en la calidad del aire.

Las sanciones por esta falta, van de los mil a los 3 mil pesos, sanciones que solo en alrededor de un 50 por ciento de los casos llegan a aplicarse y cobrar, ya que del año pasado aún hay 177 expedientes abiertos, muchos de los cuales no se podrá aplicar sanción por problemas para acreditar el delito.

Cabe destacar que desde hace dos años se tienen convenios con los ayuntamientos para coadyuvar en la prevención y vigilancia designando en cada caso un supervisor para que dé cuenta de los casos, recabar los datos y canalizar la información para que se integren expedientes, sin embargo la quema se da con toda impunidad y ante los ojos de toda la gente.

En ese sentido la Secretaría de Desarrollo Agroalimentario y Rural (SDAyR), el Instituto de Ecología del Estado y los distritos de riego acercan pláticas a los productores agrícolas, a fin de concientizarlos sobre el daño ambiental que causan con estas acciones pero es un hecho que se siguen llevando a cabo sin consecuencias ni conocimiento de las autoridades que lo sancionan.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba