Peregrinan con fervor y devoción

Alrededor de cincuenta peregrinos celayenses hicieron una parada en Irapuato

Irapuato, Guanajuato.- Su devoción como Sanjuanero durante veinte años ha sido para el señor Rogelio Estriberos Martínez  de mucha fe a la virgen de San Juan de los Lagos, año con año acompañado de un grupo familiares que parten desde Celaya para agradecer a la virgencita los favores recibidos a lo largo de todo el año.

El señor Rogelio Estriberos lleva al frente esta caravana del grupo quienes hacen su primer parada en Irapuato en uno de los predios que se encuentran sobre bulevar Arandas, ahí llegan a acampar y pasan la noche y a continúan sus recorrido por la madrugada por toda la carretera para llegar en seis días a San Juan de los Lagos.

Alrededor de 8 a 9 horas son las que caminan los peregrinos sobre la carretera donde van pasando por comunidades y donde les ofrecen agua, café, fruta, comida, suéteres, etc.

La imagen de la virgen de San Juan de los Lagos y el estandarte de la colonia Alfredo Vázquez Bonfil de Celaya, Guanajuato, así es como viajan en sus camionetas alrededor de 50 personas todas ellas familiares quienes van con mucha devoción hasta el altar de la virgen de San juan de Los Lagos.

Para Rogelio Estriberos es ya una tradición que desde hace muchos años viene realizando, mism a que realiza con mucho cariño y fervor para llegar con bien hasta San Juan de los Lagos.

La misión del señor Estriberos Martínez es que todos lleguen con bien hasta el altar de la virgen de San Juan de los Lagos y agradecer con alegría las bendiciones que les  ha brindado a cada uno, ya que  muchos de ellos llevan una promesa especial a la virgen.

“Hace varios años mi padre fue operado de la cabeza y la virgencita de San Juan de los Lagos nos hizo el milagro de tenerlo aún con vida, y esta vez nos acompaña un año más para agradecer a la virgen los favores recibidos” comentó el peregrino celayense.

El señor Rogelio dijo estar agradecido con toda la gente que se acerca a darles un pan, agua, comida, así como a la señora que desde hace veinte años siempre nos ofrece su sanitario aquí en este predio, lo cual es gratificante para nosotros.

El señor Rogelio comentó que está vez llegaron y aún no han colocado los baños movibles que siempre instalan para los peregrinos que llegan.

Por último el señor Rogelio dijo “Le pido a la virgencita que me de licencia de seguir caminando para llevar año con año a los peregrinos que van con mucho fervor a verla y agradecerle” concluyó.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba