Pemex va contra la ordeña

logo_pemex_notus

Irapuato, Guanajuato.- Petróleos Mexicanos (Pemex) ha decidido transportar por ductos sólo gasolinas y diésel  que no ha sido terminados, luego del aumento de tomas clandestinas, con el fin de inhibir el robo de los hidrocarburos, que dejó pérdidas por más de 17 mil millones de pesos al cierre del 2014.

Pemex explicó que a partir de ahora la mezcla final de estos productos se llevará a cabo directamente en las terminales de almacenamiento de Pemex en todo el país, lo cual será previo a su entrega a los consumidores finales para uso de vehículos automotrices e industrias.

Por lo anterior se recomienda a los usuarios asegurarse que los combustibles que se les suministre provengan de las terminales de Pemex, y no adquirir gasolina y diesel en instalaciones diferentes a las estaciones de servicio o distribuidores autorizados ya que al no estar concluido su proceso, pueden dañar a los motores”, señaló la empresa.

Debido al aumento de las tomas clandestinas, la empresa petrolera decidió cambiar la modalidad de transporte de los combustibles, con lo que se busca poner un freno a la delincuencia.

Con el propósito de fortalecer la seguridad en el transporte de combustibles, Pemex transportará por sus ductos exclusivamente gasolinas y diesel aún no terminados, que en esta etapa no son aptos todavía para su uso en vehículos y plantas industriales”, dijo

La empresa insistió que con esta estrategia forma parte de las medidas de combate al robo de combustibles, lo cual no sólo afecta de manera significativa a la empresa, pues al cierre de 2104, además de las pérdidas monetarias y el robo de 27 mil barriles diarios de hidrocarburos se compromete la seguridad de la población aledaña a los ductos que sufren de ordeñas.

Por ello considera necesario que “los clientes soliciten su comprobante de pago en las estación de servicio”, para poder contar con un respaldo en caso de cualquier anomalía.

Robos históricos

Cabe recordar que el robo de combustibles se ha ido incrementando de manera significativa, pues al cierre de 2014 se registraron al menos 3 mil 674 perforaciones ilegales a la red de ductos, por la que trasporta tanto combustibles, como gas y crudo.

Dicha cifra, que es la más alta en la historia de la petrolera, representa un aumento de casi 40 por ciento en comparación a las 2 mil 627 tomas clandestinas que fueron encontradas en 2013.

Derivado de esta situación a principios de este 2015, se registró un fuerte problema de abastecimiento en estados como Tlaxcala y Puebla, ya que al detectarse una toma clandestina, la empresa debe detener el flujo del combustible, con el objetivo de reparar la perforación ilegal, lo cual poder tardar hasta 12 horas.

Ante lo cual el suministro a las plantas de almacenamiento y distribución se tornó intermitente generando con ello la falta de combustibles para la región.

Cabe mencionar que esta práctica de robo a los ductos de Pemex se ha ido incrementando de manera constante, pues tan sólo en enero de este año ya suman más de 426 tomas clandestinas, es decir, 73 por ciento más en comparación a las 246 del mismo mes de 2014.

Información de Excélsior

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba