Pasar es acrobático: Puente del Cereso

Irapuato, Guanajuato. 

A diario decenas de transeúntes arriesgan su vida al cruzar el puente que atraviesa el Río Guanajuato rumbo al Cereso de la ciudad.

Todos los días, estudiantes y vecinos de las colonias alrededor tienen que atravesar este crucero, la  vialidad es un peligro al transitar por la zona, tan sólo en un espacio de 10 metros aproximadamente de ancho circulan dos carriles además del peatón.

Este puente que  divide la calle Teresa Vara de Prolongación Vasco de Quiroga rumbo al Centro de Readaptación Social es una vialidad de alto riesgo tanto para los autos como para los transeúntes.

La señora Susana Ramírez Serrano vecina de la colonia circundante Valle de las Flores señaló que este puente ha sido un “peligro” sobre todo para el peatón “porque tenemos que pasar pegaditos a los tubos de protección”, por lo que comentó deberían “al menos” ampliar esta vialidad.

También para el vecino Gustavo García representa un peligro, es el único o al menos el camino más rápido por el que tiene que pasar para dirigirse a su trabajo todos los días.

La única seguridad que hay en el crucero son los tubos de protección de un metro de altura; automóviles  y camiones de transporte público circulan sin la menor precaución y a una velocidad media al mismo tiempo que circulan los peatones.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba