“Nada más bajo el agua de adentro”, Lorena Santellano de Estación Abasolo

A un mes de las inundaciones hay varias casas inundadas

img_2708

Abasolo, Guanajuato.- Para Lorena Santellano las inundaciones no han terminado, porque a un mes de que aproximadamente dejo de llover con intensidad su casa en Estación Abasolo sigue inundada. La mujer junto a sus cuatro hijos y su esposo, tienen que soportar los fétidos olores y el paso entre el agua para entrar a su casa.

Aquí el panorama no es muy diferente al que se podía observar hace un mes, donde tuvieron que ser evacuadas alrededor de 300 personas de esta zona ubicada entre los linderos del río Turbio, las vías del tren, una represa y lo que se supone son vías de acceso para llegar a Abasolo.

Cuando se inundó esta área la carretera de acceso, quedó completamente tapada por el agua y las casas quedaron prácticamente inutilizables, pues el nivel sobrepaso el metro de profundidad; en ese entonces elementos de diversas corporaciones para ingresar lo tuvieron que hacer en canoas.

Actualmente gran parte de estas casas, siguen con serios problemas de inundación y pareciera que a las autoridades estatales se les olvido ayudar y apoyar, aunque del municipio se puede observar una cuadrilla de elementos de Protección Civil limpiando algunos accesos, pero sin gran avance.

Lorena, dijo que tuvieron que rentar una casa durante el tiempo que permanecieron fuera, debido a que su hijo de dos años, es muy enfermizo y por esa razón decidieron no acudir al alberque que se había instalado en el Poliforum Miguel Hidalgo.

La mujer, sale al frente de su casa y con una cubeta llena de trastes y la otra vacía realiza algunas labores del hogar, para después seguir lavando un tinaco en el que piensa almacenar agua; ella recuerda que perdió sus muebles y los pocos animales que tenía murieron ahogados.

Ahora lo único que pide es que al menos le ayuden a sacar el agua que no ha dejado de estar en su casa, que pueda volver a tener limpio su hogar y que especialmente se conduelan de ella a través sus hijos, pues teme que vayan a enfermar en caso de seguir esa situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button