Muere niña de dos años tras ataque de pitbull en CDMX

Ciudad de México

Una niña de dos años de edad murió en las fauces de un perro de la raza pitbull, mientras que otro can la mordió de los pies al ver el ataque en el patio del domicilio donde la víctima jugaba con sus tres hermanos.

Paramédicos que acudieron a brindar los primeros auxilios a la menor dijeron que el perro agresor le destrozó la cara y el cuello; incluso, la madre de los pequeños no pudo quitársela debido a la agresividad del animal.

El ataque ocurrió en una precaria vivienda ubicada en la esquina de las calles Villa C y Villa Figueroa, en la colonia Desarrollo Urbano Quetzalcóatl, delegación Iztapalapa.

De acuerdo informes policiales, el mayor de los hermanos, de ocho años de edad, abrió la puerta del espacio donde habitaba el pitbull, y este se dirigió al lugar donde los pequeños jugaban.

La víctima le dio un manotazo en el hocico, por lo que el can reaccionó y se le fue directo al rostro y cuello; la otra mascota –mestizo- se abalanzó contra la pequeña a la que mordió de los pies al percibir la agresión.

Minutos después la madre de los niños arribó al domicilio y trató de rescatar a su hija, sin embargo la mandíbula del animal se trabó en el cuerpo de la niña.

Elementos policiales recibieron el llamado de alerta de los vecinos, por lo que el Centro de Mando de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina envió a personal especializado de la Brigada de Vigilancia Animal al lugar de los hechos.

Los uniformados controlaron la situación y retiraron el cuerpo de la menor, por lo que permitieron la intervención de peritos y agentes de investigación para iniciar las investigaciones del caso.

El padre de los niños, quien acudió posteriormente a su casa, fue presentado junto con su esposa a la agencia del Ministerio Público para rendir entrevista y deslindar responsabilidades en torno a lo sucedido.

Sin embargo, la autoridad ministerial analiza la posible responsabilidad de los padres en la muerte de su hija de dos años por la falta de cuidados y de control del animal considerado como arma blanca, debido a su agresividad.

El cadáver fue retirado por los servicios periciales al anfiteatro de la agencia ministerial Iztapalapa 5 para continuar con el  proceso de identificación; una vez concluido el trámite, será enviado al Instituto de Ciencias Forenses (Incifo) para práctica de la necropsia.

La Brigada de Vigilancia Animal trasladó al pitbull a sus instalaciones donde permanecerá en observación las próximas horas, hasta en tanto el Ministerio Público ordene la entrega de este a alguna institución dedicada al cuidado de mascotas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar