Morena rechaza informes de resultados de la ASEG

Diputados de MORENA impulsan la auditoría a la compra de placas metálicas para el replaqueo, programa Impulso para la Inclusión Digital y la rehabilitación del hospital 20 de enero en León

Guanajuato, Gto.- La diputada Alma Alcaraz Hernández, integrante del Grupo Parlamentario de Morena en el Congreso del Estado de Guanajuato, habló en contra de los dictámenes de auditorías.

Argumento que, dichas auditorias, como en la mayoría que se han revisado hasta el momento en la Comisión de Hacienda y Fiscalización, se dan los mismos problemas de falta de información suficiente para evaluar la objetividad, confiabilidad, imparcialidad e independencia con las cuales la Auditoría Superior del Estado de Guanajuato debió llevar a cabo su trabajo.

Señaló que, el problema de esta falta de información, no sólo radica en la postura que el Grupo Parlamentario de Morena tiene al respecto, sino en la evidente imposibilidad que tiene cualquier diputada o diputado para ejercer la facultad de vigilar y evaluar las labores de la Auditoría Superior del Estado de Guanajuato.

“Esta vigilancia y evaluación, se convierte en mera simulación cuando los informes de resultados carecen de información suficiente. Actualmente, parece que algunos miembros de este Congreso, escudados en una interpretación irresponsable de la autonomía de la ASEG, quieren renunciar a su labor de llamar a cuentas las labores realizadas por ese órgano técnico del Congreso”, criticó Alcaraz Hernández.

Dijo que en los casos de las auditorías a la infraestructura pública municipal de Atarjea y Uriangato que este día se votaron, se encontraron un par de informes escuetos que reducen los hallazgos al señalar que “no hay observaciones”, sin que jamás se tomaran la molestia de explicar cómo construyeron su materia de auditoría.

En el caso de la auditoría al municipio de Atarjea, se encontró una cuenta de egresos de edificación habitacional en la que se gastaron más de 5 millones 222 mil pesos, que sin embargo se revisó al 0%, y a su vez existe otra cuenta de edificación no habitacional con gastos de más de 4 millones 680 mil pesos que sólo se revisó al 4%.

Por su parte, detalló que, en el caso de Uriangato los gastos de la cuenta de edificación no habitacional, de construcción de vías de comunicación, y de servicios de consultoría se revisaron al 0% también.

Referente a la cuenta de Ayudas sociales a personas, señaló que representa un riesgo intrínseco por su objeto, es decir de obligada fiscalización, tenía más de 7 millones 213 mil pesos, pero sólo se revisó al 36%.

La congresista morenista lamentó que la respuesta del auditor haya sido genérica, tanto en esa sesión de comisión como en la más reciente, limitándose a señalar de manera general los procesos de manual que se suelen aplicar, pero que, sin precisar los casos concretos de cada revisión, y en este caso a las interrogantes. Al final, no se obtuvo información de cuáles fueron los riesgos de corrupción que se descartaron y cuáles los que se confirmaron, mucho menos claridad acerca de qué procedimientos se aplicaron a cada elemento de la muestra revisada, ni tampoco qué los llevó a dejar de lado partidas presupuestales como las mencionadas.

“Ahora, con todo respeto, les pregunto, compañeras y compañeros diputados: ¿Cómo esperan que validemos auditorías sin observaciones, pero que tampoco precisan cómo eligieron lo que revisaron ni qué procedimientos de revisión utilizaron? (…) Desde el Grupo Parlamentario de Morena consideramos que validarlas, en estas condiciones, sería ir en contra del interés público y de nuestra responsabilidad de vigilancia política y financiera”, expresó.

Por otro lado, recordó que, los casos de la auditoría al proceso de adquisición, compra y enajenación del nuevo estadio León, salió limpia sin ninguna observación, incluso hizo que otras fuerzas políticas además de Morena protestaran ante la superficialidad de la revisión y del informe derivado de la misma.

Por lo anterior, las diputadas y diputados que integran el Grupo Parlamentario de Morena dijeron que expresan su rechazo a los informes de resultados producidos por la ASEG, detallando que se seguirá  trabajando en la reforma del sistema de fiscalización estatal, al mismo tiempo que se mantendrán vigilantes de los 3 informes de resultados de las auditorías impulsadas por Morena y que, pese a que ya fueron presentados en este pleno, aún no se nos entregan en la Comisión de Hacienda y Fiscalización:

  • Auditoría a la compra de placas metálicas para el proceso de replaqueo, presentado en pleno el 9 de septiembre.
  • Auditoría al Programa Impulso para la Inclusión Digital, con el cual el Gobernador regalaba laptops y tabletas, presentado en pleno el 30 de septiembre.
  • Auditoría a la rehabilitación del hospital 20 de enero en León, presentado en pleno el 7 de octubre.

Según la diputada dijo que…Otro caso es la auditoría a modo que se le realizó al programa ESCUDO, en el que se gastaron más de 2 mil 727 millones de pesos sin que hubiera resultado alguno, y que al auditarse sólo se arrojó un informe superficial que se limitó a señalar que “no se desprendieron observaciones o recomendaciones”.

“Y bien podríamos continuar enumerando casos similares, como los que atañen al caso de Toyota, o a la evaluación de los programas de prevención del delito que jamás cuestionó el impacto ni el papel de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado en la incidencia delictiva, entre muchos otros; sin embargo, por el momento basta con señalar un solo hecho: la Auditoría Superior del Estado no está funcionando”, criticó.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button