Minutos de pánico en la Ruta 16: intentan “raptar” a jovencita

La ruta 16 fue escenario de una irapuatense que vivió uno de los peores días de su vida, luego de que intentaron “privarla de su libertad”

Irapuato, Guanajuato.- El día de ayer 10 de marzo alrededor de las 2:35 de la tarde, Luz una joven de 21 años, empleada de una empresa vivió unos minutos de terror y desesperación.

La irapuatense tomó la ruta 16 en el Sagrado Corazón de Jesús, sentándose en los últimos 3 asientos del transporte público, llegando a la altura del templo de San Juan Bosco, se subieron 3 hombres, los 3 hombres traían gorra y pantalón de mezclilla.

El hombre que se sentó de lado de Luz tenía una sudadera color morado, el otro una sudadera color verde y el último hombre una playera blanca.

Cuando la ruta da vuelta por “McDonald’s” el hombre le dice a la joven “te vas a bajar donde yo diga, no intentes forcejear ni gritar, nos vamos a subir a un carro blanco que viene atrás del camión”

Saco una navaja y la puso del lado derecho de Luz, ella intento bajarse en la “Comercial Mexicana”, mientras el de sudadera verde la retenía tomándola de la playera sin dejarla bajar.

La ruta siguió avanzando y debajo del puente de la “Comercial Mexicana”, intento volver a bajarse y fue inútil ya que no la dejaban salir del asiento.

Unos chicos que venían en la ruta se percataron de lo que estaba ocurriendo y les mencionaron a los 3 hombres “ella viene con nosotros, que quieren, que se les ofrece”, al escuchar eso Luz les respondió “yo no me voy a bajar con ustedes porque no los conozco y vengo con mis amigos”, señalando a los otros jóvenes.

Al llegar al CBTIS dos de los “héroes anónimos” como ella los llamó, se pusieron frente a Luz jalándola del brazo mientras ella le pegaba con el codo y rodilla al agresor haciendo que este se quitara.

Inmediatamente los chicos se bajaron junto con ella escondiéndola en la pastelería “Suspiros” hasta que tomó un taxi.

“Al bajarme del camión, efectivamente estaba un carro blanco detrás de la ruta, era un versa, tenía los cristales polarizados, el cristal del lado del copiloto estaba debajo y alcance a ver al señor, un hombre como de 50 años, robusto, moreno, con un reloj.”

Al llegar a casa la irapuatense, fue al Fiscalía de la región B donde se recibió el caso en la agencia investigadora 17UTC07, con mucho de temor de que la siguieran, estando ahí denunció con mucho miedo y se dio cuenta que con el intento de rapto o privación de la libertad supuestamente iban 4 casos con el mismo método.

“Gracias a estos héroes anónimos hoy puedo contar esta historia, agradezco lo que hicieron por mí; ni una más, ni una menos” concluyó Luz.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba