“Mi primer día del padre sin mi hija”; Padre de desaparecida

Piedad Estefanía, dejo un vacío enorme en el corazón de sus padres aquel 12 de septiembre que ya no regreso a casa y 9 meses después siguen buscándola sin descanso

Salvador Villalobos, padre de Piedad Estefanía, está en la incansable búsqueda de su hija quien desapareció en septiembre del año pasado.
Foto: Cortesía

Pénjamo, Guanajuato.- Salvador Villalobos Mendoza, de Pénjamo, Guanajuato, se casó un 16 de diciembre del año 1998 y el ser padre por primera vez fue una experiencia que según su sentir fue muy hermosa, pero con mucho nerviosismo.

“Dios me dio la dicha de tener 3 hijos, a los cuales amo con todo mi corazón”, externó Salvador.

Con todos, pasó experiencias diferentes, recuerda con mucho cariño sus nacimientos y los momentos vividos con su esposa desde que supo que sería padre.

Para Salvador, el ser padre es tener todo tipo de sentimientos revueltos con alegría, considerándose un buen padre cree que lo único que le hizo falta fue poner más atención en sus hijos, que en su trabajo.

Un 12 de septiembre todo cambio para la vida de Salvador y nada volvió a ser lo mismo.

“Mi niña desaparecida se llama Piedad Estefanía Villalobos Valdés y desapareció el 12 de septiembre del 2020 siendo las 8:30 de la mañana, llegó a mi trabajo en su moto pidiéndome qué la llevará a la calle primero de mayo y degollado aquí en Pénjamo, porque ahí iban a pasar por ella porque iban a unas albercas a divertirse y comer carne asada, desconociendo a cuáles irían  transcurrido el día como eso de las 5 de la tarde, me metí a las redes sociales y es ahí donde me enteró de la ejecución de dos personas y el levantamiento del resto entre las cuales se encontraba mi hija”, externó Salvador.

Este día del padre, Salvador, como muchas otras familias de padres guanajuatenses pasaran un día más sin saber nada de sus hijos.

“La verdad, en esta festividad, siento una tristeza enorme, un vacío gigantesco y en este día pediría que mi mejor regalo seria que me regresaran a mi niña, si la tuviera aquí enfrente la abrazaría lo necesario y le diría lo mucho que la amo”, finalizó Salvador.

Piedad Estefanía Villalobos Valdés, desapareció el 12 de septiembre del 2020 en Pénjamo, sus señas particulares son: Tatuaje en el tobillo de un corazón desvanecido con pajaritos y una flecha junto a él, tatuaje en la mano izquierda de una rosa y en el brazo la línea de la vida con el nombre de “Fanny”, trae un piercing en el labio, nariz y lengua con una pequeña cicatriz.

Ficha de búsqueda de Piedad Estefanía Villalobos Valdez
Foto: Cortesía

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba