“Meten a cirugía a niños Dios”; Estación Pénjamo

hospital-ninos-dios

Pénjamo, Guanajuato.- En el “Hospital General en Pediatría de Niños Dios” se ha convertido la casa de Jorge Cabrera Elizarrarrás, un hombre que se dedica desde hace 20 años a reparar hasta la figura más dañada de Niño Dios para que quede lista para la siguiente Navidad, ubicado en la Estación Pénjamo.

De diferentes materiales como es el yeso o la pasta, Jorge Cabrera aprendió el oficio en Sahuayo fabricando alcancías y fue cuando tiempo después le llegó su primer encargo. Empezó “haciendo alcancías de yeso, ya después me llevó una persona el primer niñito, sí le batallé para dejarlo más o menos como debe de ir, eso fue lo que me motivó arreglar, arreglar y arreglar hasta ahorita”, refirió.

A la fecha se ha convertido el sustento de su familia, padre de dos hijos, Jorge Cabrera combina la reparación de los niños Dios con la reparación de zapatos el resto del año.

Cada reparación de Niño Dios se lleva máximo 3 días, para Jorge Cabrera esto es más por una cuestión familiar “La gente es porque el abuelito, la mamá, el papá se los heredaron, una cuestión más familiar”, dijo.

El costo de la reparación de un Niño Dios depende de su tamaño pero también el material, por ejemplo, el de pasta es más caro entre 70 y 80 pesos y de yeso 40 o 50 pesos.

“Ha llegado que por ejemplo niños de madera que ya casi no hay y eso es lo que la gente más cuida de madera que ya ves el historial de los niños que porque hizo un milagro…”, contó.

Al año, a partir de octubre, Jorge Cabrera recibe alrededor de 60 u 80 niños Dios al año para ser reparados.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba