“Me deprimí y me dio ansiedad por estar en mi casa, el comercio es mi vida”

Ana María una orgullosa fresera y comerciante a sus 80 años, contó lo difícil que la paso estos meses en casa pues el comercio es su vida

Ana María nunca se casó ni tuvo hijos, pero tiene unos sobrinos que la quieren mucho y están al pendiente de ella

Irapuato, Guanajuato.- Toda su vida Ana María ha trabajado en el comercio, ella comenzó en el Mercado Hidalgo, frente a “Las Canchola” y ahí permaneció bastante tiempo hasta que los reubicaron.

La irapuatense siempre ha vendido juguetes “me encariñe con mis monitos”, dijo.

Lo que Ana María recuerda siempre con mucho es gusto es ver a las personas que les vendió de pequeños y ahora ellos pasan con sus hijos para comprarles sus juguetes.

En estos momentos la paso muy mal ya que estar con la Plaza del Comercio cerrada durante 2 meses y medio le genero una depresión y una ansiedad por no poder salir a vender y trabajar como todos los días.

“El juguetito es casual y solamente de las familias que traen niños, pero ahorita como esta prohibido a ver cómo nos va” contó

Ana María nunca se casó ni tuvo hijos, pero tiene unos sobrinos que la quieren mucho y están al pendiente de ella, no tiene miedo de regresar a laborar con este virus que está rondando por el mundo; “Yo lo que quería era ya venir a trabajar, esta es mi vida y aquí es mi casa”, concluyó.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba