“Maura, prueba viviente de negligencia, corrupción y despotismo en el IMSS”

Irapuato, Guanajuato.- “Maura es una prueba viviente de toda la negligencia, de la corrupción y de todo el despotismo que hay en el IMSS. Pido ayuda contra este monstruo que se está comiendo a mi hija”, así definió Adriana Aguilar, la situación que su hija Maura Yeniré Sandoval Aguilar está pasando como paciente del Seguro Social.

Desde hace 11 años la vida de Maura Sandoval ha sido truncada por supuesta negligencia del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), a raíz de la que perdió un brazo y ahora corre el riesgo de que le amputen también su pierna derecha, acusó la madre de la paciente, Adriana Aguilar.

Maura Sandoval padece lupus erimatematoso y síndrome antifosfolípido, un mal diagnóstico sobre su enfermedad, resultó en la amputación de su brazo izquierdo en el Seguro Social, y ahora después de que hace unos días Maura sufrió una caída de las escaleras de su casa, hace ocho días, tuvo una fractura del femur, por lo que fue ingresada nuevamente a Urgencias de la clínica del IMSS de Medicina Familiar No. 2, en Irapuato.

El hueso del femur de Maura ya estaba “Expuesto debido a una úlcera que ya estaba carcomiendo músculo, carne y nervios en su pierna derecha y fue ingresada de emergencia nuevamente al IMSS”, el pasado 28 de octubre.

AgX5aOSoU_-xuBtv_TbwYOBgAGKTYVv0MkjYODy-L3T_Adriana Aguilar resaltó que este último ingreso de Maura al IMSS, es el quinto expediente clínico de Maura que se pierde en el Seguro Social, “Es el quinto expediente que supuestamente vuelven a elaborar y vuelven a reabrir, es el quinto expediente que se pierde, lo que ya es un cosa extraña y muy curiosa”.

En este momento Maura se encuentra en el cuarto aislado 51 en el quinto piso de la clínica del IMSS de Medicina Familiar No. 2, ubicada en avenida Reforma, donde se le han hecho trasfusiones de sangre y plasma pero “no tuvo una curación inmediata”.

“La trató el traumatólogo, él daba un pronóstico muy favorable de que se le iba a poder salvar su hueso después de algunos protocolos que habría que realizar pero desgraciadamente también el traumatólogo se encontró con todo ese trámite burocrático, negligente, corrupto, que yo no sé esa gente con bata blanca, sin compromiso porque yo no sé, no entiendo lo que están haciendo ahí”, alegó.

Al parecer la grave infección que se le ha desarrollado a Maura en su pierna comenzó a producir gusanos, indicó su mamá, la cual no fue atendida por los médicos de manera inmediata, tan así que en el cuarto en el que se encuentra internada está “apestosa” del fuerte olor que emana el cuerpo de Maura.

“Menciona la doctora Rosalba Jiménez al médico, interno, cirujano del quinto piso que se atrevió a decirme después de que yo le aventé un gusano a su escritorio que no le correspondía porque él no era su médico tratante, desgraciadamente desconozco el nombre de este médico cirujano, lo desconozco porque en ese momento no tenía cabeza”, señaló.

Adriana Aguilar relató que tras el ingreso Maura comenzó a quejarse de comezón en la espalda, de donde comenzaron a salir gusanos al tratar de aminórale sus malestares.

AhIXiqW3d6mzi4NvfTXg8v7_AWFbGbhiDGLgqGQ9c1mD

“Cuando Maura me dijo que tenía comezón, yo metí mi mano a la espalda de Maura y grande fue mi sorpresa, cuando en mi mano se vinieron los gusanos que ya tenían invadido porque no nada más era el indicio de que Maura tenía una infección que se la estaba comiendo, el olor que impregnaba el cuarto que ya muchas personas se dieron cuenta de eso, el olor ya era un indicativo de que había algo más que la fractura, había una infección”.

“Maura no tuvo lo que necesitaba, Maura necesitaba curación inmediata en quirófano y sin embargo dejaron  pasar ocho días”.  Fue hasta este miércoles 4 de noviembre que Maura fue ingresada a quirófano, aunque Adriana Aguilar dio  conocer que no ha sido informada claramente del procedimiento que se le realizó a su hija.

“El día de hoy yo voy a solicitarle al doctor Palafox que me dé un resumen de cuál fue el procedimiento que ayer se realizó a mi hija, si quitaron todos los gusanos que estaban invadiendo su cuerpo, si se le realizó lo que se le tenía que realizar para que la infección ya no siguiera comiéndosela y qué es lo que sigue ahora”, comentó Adriana Aguilar.

Ahora la pierna derecha de Maura está en riesgo, con un 90 por ciento de probabilidad de que le se amputen, subrayó la madre de Maura.

Ante Derechos Humanos municipal, Maura ha recibido todo el apoyo, sin embargo su caso que llegó ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) donde su queja no ha recibido repuesta.

“Derechos Humanos a nivel Irapuato ha tratado de ayudarnos, el caso pasó a nivel federal, ahí está en un papel, en un papel donde no he recibido respuesta”, mencionó.

Cabe señalar que también existe una denuncia contra el IMSS, aunque no ha procedido tampoco.

“Nos la han parado; ya el abogado metió un amparo y los jueces se lo echaron para abajo”, informó.

 

Énfasis

Maura Sandoval tiene 34 años, es enfermera y era estudiante de Derecho, “Sin embargo ahorita sale a pedir caridad, el apoyo de muchos irapuatenses que conoce y que sabe la situación de Maura pero que desgraciadamente no se puede hacer nada”, enfatizó.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar