Los Juegos del Hambre: En llamas (2013)

losjuegosdelhambre

Ella no era sólo mi aliada, era mi amiga.
La veo en las flores que crecen en la pradera junto a mi casa, la veo en mi hermana Prim.
Ella era demasiado joven y no pude salvarla, lo siento

– Katniss Everdeen

De esta manera inicia una de las mejores escenas contenidas en la nueva entrega de la saga cinematográfica Los Juegos del Hambre, adaptación homónima de la trilogía literaria escrita por  Suzanne Collins.

Katniss Everdreen ve pasar los días atormentada por la culpa y el terror después de ser declarada campeona, junto con su novio ficticio Peeta  Mellark, de los 74° Juegos del Hambre.  Tras esta tensa calma  se develan las intenciones de su peor enemigo, el Presidente Snow,  quien desea verla acabada, muerta y olvidada  por la simple razón de haberse  convertido en  un símbolo de esperanza para los 12 distritos de Panem… en el ambiente se gesta una Revolución.

La Saga Los Juegos del Hambre se suma a una tendencia que  lleva varios años pululando en el cine comercial, la ya muy comprobada formula de: adapta un Best Seller y realiza una o varias películas de alto contenido dramático, romance y acción, mezcla estos   infalibles elementos y espera para ver nacer un  éxito en taquilla una vez más aparece en la gran pantalla;  el origen y la intención de estos filmes  provoca que nos detengamos  un poco y preguntemos qué hay de la calidad, qué ya no hay historia originales, en verdad ¿ya no se les ocurren cosas nuevas? y así nos vamos convirtiendo en  espectadores incrédulos y difíciles de sorprender, pero en este caso dejaría de hablar en general y dirigir mi opinión a un punto más concreto que desvía, para mi beneplácito,   la idea que tengo sobre este tipo de cintas, en el caso de  Los juegos del hambre: En llamas me atrevo a decir que es una  buena película y cataliza un poco las  impresiones que me han dejado otros filmes como: Cazadores de sombras y Crepúsculo.

La adaptación es  fiel y rescata de manera muy  completa la historia convirtiéndola en un aceptable ejercicio narrativo, por supuesto destaca elementos tremendamente conmovedores que llenan el hueco de relación con el espectador, la realización es buena y salvo algunas actuaciones la estética del filme es atractiva.

Opino que este filme puede estar muy sesgado para algunos y muy particulares gustos, no podría decir que sólo para fanáticos de la Saga, puesto que no me consideraría fan y aun así me gustó, pero tal vez en este caso el prejuicio de cargan muchos críticos les estorbe demasiado y les impida disfrutar de una buenas historia, que dicho muy aparte no se aleja mucho de la realidad de nuestro amado México, por lo pronto comencé la lectura del Tercer Libro: Sinsajo, la verdad no podía esperar dos años más para conocer el final de esta historia.

LUPITA LEDESMA
Twitter: @LupitaCuenta

Related Articles

2 Comments

  1. Hola Lupita:
    Muy buena tu reseña; felicidades. La semana pasada tuve la oportunidad de ver la película , y aunque no sé prácticamente nada de crítica cinematográfica rescaté una reflexión muy interesante del argumento. Una sociedad en decadencia, una crisis antropológica. Analizando el distrito donde vive el presidente se puede ver una sociedad de la opulencia, del derroche, del egoísmo. Organizar unos juegos del «hambre» para tener tranquilos a los demás distritos. Es una analogía con con los actuales «reality shows» el morbo apoderado en la t.v. Hay un momento que me impactó mucho en la película. En la boda de Peeta y Katniss alguien le ofrece una bebida a Peeta para vomitar y seguir comiendo. Esto es totalmente igual al comportamiento de los patricios de la vieja Roma, hacían comilonas hasta hartarse, vomitan y seguían comiendo. El hedonismo en su apogeo. Luego el imperio romano sucumbe. ¿No es éste en el fondo el comportamiento de muchos sectores de nuestra sociedad; utilitarismo, materialismo, hedonismo, placer, egoísmo, derroche, egoísmo? ¿Qué sigue, también una revolución por la desigualdad y explotación, no sólo económica sino también psicológica, informativa y secularista? Durante la película vemos como a diferencia de la primer entrega, donde todos los competidores se asesinan, en esta última ya se ayudan, se cuidan. Y varias veces se escucha una pregunta ¿Quién es el verdadero enemigo? Transportándolo a nuestro mundo, vemos que el hombre no está hecho para destruirse entre si, el hombre es un ser social, no un lobo. Katniss es un símbolo vivo de esperanza ¿En dónde ha puesto nuestra sociedad su confianza y esperanza? ¿Cuál es como país nuestro verdadero enemigo? ¿El gobierno, Televisa, Salinas de Gortari, E.U. O son nuestros propios intereses, nuestra falta de carácter y voluntad, nuestro egoísmo, nuestra pereza? En llamas, sin duda tiene un profundo mensaje antropológico, que no se percibe a simple vista. Es una película para reflexionar en serio. ¡Buen sábado!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button