Los amigos opulentos de Márquez en helicópteros, camionetas blindadas…

Guanajuato, Guanajuato.- El desfile por ver cuál era el mejor helicóptero, la mejor camioneta blindada, el traje de marca, zapatos boleados y bien hasta el tipo de lentes, fueron sólo algunos de los momentos “más importantes” en el tercer informe de Gobierno de Miguel Márquez Márquez.

Como si fuera un escenario de película, al menos seis helicópteros bajaron, uno a uno, en un espacio destinado para que los invitados que podían “gozar” de dichos atributos lo hicieran “pavoneando” su poderío comercial y político, entre ellos los gobernadores de Baja California Sur, Puebla, Michoacán, Tlaxcala, Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Sonora, entre otros.

En las filas para entrar al informe había periodistas, empresarios, alcaldes, delegados de gobierno, senadores, diputados federales, diputados locales, obispos, constructores, quienes en algunos casos tenían que registrarse para ingresar, en su mayoría con traje y corbata en el caso de los hombres y en las mujeres vestidos de marca.

En esta ocasión pocas personas del sector obrero, amas de casa u otros mercados económicamente vulnerables no pudieron ser vistos, pues en el interior las filas de hombres trajeados, sólo y sólo algunos con sombrero o traje de charro estaban en el recinto puesto para realizarse el informe.

Inclusive los peinados también fueron parte de esa gran pasarela de “modelaje político”, altos, relamidos, esponjados, aperfumados o bien al estilo moderno, se observaron en cada espacio; ahí el saludo, el abrazo y el comentario del “yo conozco o me conocen, por ser tal o cual persona” era un olor a opulencia que no se podía dejar de olfatear.

Afuera del auditorio del Estado, la seguridad era realmente un bunker, helicópteros de la Secretaría de Seguridad Pública sobrevolando por aire, por tierra camionetas y más camionetas de las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado, de la Policía Ministerial, de Tránsito del Estado, Protección Civil, bomberos, guaruras, guardias privados, realmente parecía la visita del más alto funcionario que haya llegado al Estado.

Al finalizar el informe, afuera el brindis, la banda, las fotos y las entrevistas buscadas por los políticos haciendo movimientos de cabeza para ser entrevistados, fueron parte de esta misma pasarela en la que se desarrolló la opulencia del poder.

Artículos Relacionados

Un Comentario

  1. EN UN PAIS DONDE LA GENTE NO TIENE NI PARA COMER, ESTAS SITUACIONES CON SERVIDORES PUBLICOS QUE EN LUGAR DE SERVIR AL PUEBLO SE SIRVEN DE ÉL, POBRE MÉXICO TIENES EL GOBIERNO QUE TE MERECES

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verifique también
Cerrar
Botón volver arriba