Lo despiden porque tiene Sida

Jalisco.- Un hombre que fungía como empleado del instituto Estatal para la Educación de Jóvenes y Adultos en Jalisco, fue cesado porque al parecer el ser VIH positivo, era un motivo de su destitución. El caso fue turnado a la Procuraduría de los Derecho Humanos en aquella entidad y también existe una petición al gobernador para que sea reconocido su trabajo por encima del rechazo y discriminación que presuntamente ocasiono la directora, Silvia Zárate Cárdenas.

Según la información dada a conocer a través de una entrevista que realizó el periódico La Jornada en aquel estado, Cuauhtémoc Urbina Miranda aparte de perder su trabajo, al parecer ha recibido varias amenazas por parte de funcionarios de seguridad que lo han denigrado en su persona con comentarios de intimidación.

Cuauntémoc Urbina entró a trabajar al Instituto a principios de esta administración en la Coordinación de Vinculación, desde un principio su jefa directa sabía que era seropositivo y en la corporación solamente algunas personas muy cercanas conocían esta situación.

El jalisciense tuvo que ingresar al hospital del 7 al 13, por la invasión de una bacteria en su torrente sanguíneo; cuando retornó a laborar, Zárate Cárdenas le informó que estaba despedido.

De acuerdo a la información emitida en la dependencia, la cuestión es que, según le informaron a Urbina Miranda, en una junta que convocó con la mayoría de los trabajadores del Inaeejad, la directora hizo público que era seropositivo, y que ya no laboraría ahí.

El hombre mencionó que el 6 de julio, Urbina Miranda sufrió hostigamiento y amedrentamiento, pues al pasear a su perro, en el cruce de las calles General San Martín y Mexicaltzingo, se le cerró una camioneta. Un uniformado salió del vehículo y le dijo que firmara su renuncia: “Mira, pinche jotito, ya déjate de pendejadas”.

Énfasis

El caso de Cuauhtémoc Urbina Miranda, fue turnado mediante una carta al Secretario de Educación, Francisco Ayón López, y al gobernador de Jalisco, Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, pero nadie ha respondido a sus oficios.

En la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDHJ) presentó una queja, la cual fue admitida. También lleva un juicio ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje por despido injustificado.

REDACCIÓN / NOTUS
Twitter: @PeriodicoNotus

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba