¡Llegan los Barrios, fiesta y alegría familiar para los irapuatenses!

NO HAY QUE DEJAR PERDER LAS TRADICIONES

Irapuato, Guanajuato (NOTUS Noticias).- Se acerca el mes más especial del año, ¡Diciembre, sus barrios, posadas, nochebuena, alegría!, claro con ese invierno que le da toque especial, ese clima frío que se disfruta en reuniones con amigos y familia; cada quien lo ha vivido y vive a su manera.

Tristemente la pandemia “nubló” la alegría el año pasado, nada fue igual. Pero es época de reflexionar y valorar la salud, la vida y la oportunidad que Dios nos da para volver a apreciar y disfrutar de esas bellas tradiciones y a vivirlas con responsabilidad se disfrutarán mejor o ¿ustedes que opinan amigos?.

Está por concluir el mes de noviembre, pero ya en familia empiezan los preparativos. Naturalmente vienen los gastos mayores, pero eso no empaña la felicidad. Los niños piensan en todo lo que representan estas fechas y los grandes en disfrutar, volverá la alegría a las calles a las colonias, barrios son tradiciones que traen bonitos recuerdos y no deben perderse.

Los adultos constantemente platican ¿cómo vivían esos barrios?, cuántos jóvenes se conocieron, cuántos noviazgos se fortalecen y cuántos compromisos matrimoniales se dan han dado y se dan en estas fecha, cuántas reconciliaciones. Lo importante es que reine la felicidad en los hogares.

Claro cada quien cuenta sus experiencias. Antes la fiesta era en las calles del barrio, se vendían los ponches, las señoras colocaban sus braceros y sus ollas con esa tradicional bebida,  había  adultos quela pedían con el “piquete” o sea algo de licor, por aquello del frío. También había puestos de todo, entre ellos se vendía pozole, enchiladas, tostadas Etc., era una fiesta. Los juegos mecánicos para los niños.

Naturalmente las familias invitaban a los amigos a los ponches, pero lo tradicional era la frase: “A los barrios o ponches no se invita se llega”. Claro el barrio grande se celebraba desde el día 11 de diciembre que era el primero  en la Calzada previó a la celebración de la fiesta de la santa patrona la Virgen de Guadalupe, toda la noche era la visita al templo y muy temprano se cantaban las mañanitas, pero la fiesta seguía durante todo el 12, que es la fecha en la que las familias acuden a pagar la manda y llevar a los pequeños vestidos de inditos ¡hermosa tradición religiosa!.

Reitero, cada generación ha vivido y vive a su manera esta tradición, solamente interrumpida que se recuerda el año pasado por el  “fantasma” del COVID que sigue presente, por eso hay que divertirse con responsabilidad bien protegidos con su respectivo cubre bocas, para que este virus no impida el abrazo al papá, mamá, hermanos, amigos que nada empañe la felicidad y disfrutar de esta nueva oportunidad de vida que nos da Cristo.

Será grato ver nuevamente las calles inundadas de gente que buscan el domicilio del familiar o el amigo, para llegar tocar a la puerta aunque no hayan sido invitados para disfrutar del rico ponche o aquellos que si fueron invitados y se disfrute en familia estos barrios que son parte de la esencia de las fiestas decembrinas. Esperando que las autoridades hagan su parte con la vigilancia policiaca y puedan ser unos ¡Barrios de Paz!.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button