Ley de Juicio de Amparo

amparo

México. 

El 20 de enero de 1869, siendo Benito Juárez presidente de México, entró en vigor la ley de amparo la cual, hasta la fecha, representa un fundamento en la impartición de justicia en nuestro país.

El Juicio de Amparo ha sido y es el principal instrumento de defensa de los derechos que las personas tienen para protegerse de los actos de autoridad. Existen dos tipos de amparo: directo e indirecto.

El amparo directo es el que interpone en contra de alguna acción realizada por una autoridad.

El amparo indirecto es el que se interpone cuando se considera inconstitucional una ley.

El pasado 01 de abril de 2013 se hizo la última reforma a dicha ley.

Los beneficios de dicha modificación a la ley de Juicio de Amparo son:

  1. Se amplía la esfera de protección a los derechos
  2. Se eleva la eficacia de la justicia mexicana
  3. Se fortalece el Poder Judicial de la Federación, principalmente, a la Suprema Corte de Justicia de la Nación

Algunas de las situaciones en las que aplica la ley de Juico de Amparo son:

  • Cuando se consideren violaciones a derechos constitucionales o a derechos establecidos en tratados internacionales.
  • Se puede interponer un juicio de amparo cuando las autoridades transgreden las garantías individuales y cuando no actúan para la protección de las mismas.
  • La ley de juicio de amparo aplica también para la protección de intereses colectivos, de organizaciones, y no solo para individuales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar