Laura fue secuestrada, violada, y después se suicidó

Una joven madre de familia sufrió una de las agresiones más graves, y por parte de una de sus exparejas sentimentales; fue secuestrada, violada, y después se suicidó.

Esta es una historia desgarradora, de esas que calan en el ánimo social.

Laura, de 21 años, tenía un pequeño hijo, estudiaba la preparatoria, ayudaba en los gastos a su madre.

Pero una tarde todo cambió.

Un exnovio la secuestró, la encerró en su casa, y la mantuvo cautiva durante dos días.

Pudo escapar cruzando un panteón, denunció, las autoridades comenzaron una investigación, un equipo especializado le ofreció apoyo, pero los síntomas depresivos fueron más fuertes.

Se colgó en su casa.

Durante ocho meses los investigadores buscaron al asesino. Lo hallaron y ahora está en prisión. El responsable podría alcanzar una pena de 50 a 100 años de cárcel.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button