La mataron y violaron por no cooperar para la caguama

violadaGuanajuato, Guanajuato.

Uno de los feminicidios que han conmocionado a Guanajuato capital, es el de la joven Adriana, quien fue encontrada el pasado domingo 25 de mayo, enterrada, con 43 heridas de arma blanca y con signos visibles de haber sufrido una violación.

Hoy, uno de los dos asesinos ha confesado su crímen. Se trata de José Dolores Murrieta Barrón, alias “El Lole”, quien confesó ante sus amigos que junto con José Ángel Rosendo Hernández, alias “El Matador”, dieron muerte a Adriana García Murrieta para robarla y que luego abusó de ella.

En su declaración ante el M.P.  dijo: “Si me agarran me vale; lo hecho, hecho está. Me vale si me encierran, ya está muerta”, citó textualmente el fiscal en un fragmento de la declaración.

“El Lole”, dijo en su confesión que conocían a la víctima, pues sabían de quién era esposa, aún así, junto con su cómplice planearon asaltarla, para robarle dinero y seguir alcoholizado.

El pasado miércoles por la noche, la Policía Ministerial detuvo a José Dolores Murrieta Barrón en la calle Lindavista, en Tototlán, Jalisco cuando pretendía darse a la fuga.

En audiencia oral, la juez Paulina Iraís Medina Manzano, lo vinculó a proceso por el delito de feminicidio y le dictó prisión preventiva por cuatro meses en el Cereso de Puentecillas; además deberá pagar 318 mil 350 pesos por concepto de reparación del daño, en un plazo de 6 meses.

Apenas el pasado lunes, la juez vinculó a proceso penal a su cómplice José Ángel Rosendo Hernández, “El Matador”, por su presunta participación en el feminicidio.

“Vamos a conseguir dinero, tengo ganas de echarme un alcohol, vamos a tumbar a alguién, le dijo “El Lole”, a José Ángel, quien aceptó sin poner un sólo pretexto.

Desde San José de Cervera, se fueron por un camino que va al ejido Piedras Negras.

Ahí, en el terreno despoblado, vieron que se acercaba Adriana; traía una bolsa de color oscuro colgada al cuello, donde guardaba sus pinturitas, dos billetes de 200 y uno de 100 pesos; traía puesta una blusa y un pantalón azul de mezclilla, en una mano sostenía una sombrilla rosa, regresaba de la casa de sus papás, en la comunidad Paso de Perules.

En ese camino “El Lole”, se paró frente a la joven y le dijo; “¡dame dinero!”,”no traigo”, -respondió Adriana-. Atrás de ella se paró José Ángel, “nada más se quedaba viendo a su amigo”, narró el Ministerio Público.

Ante la negativa de la joven, José Dolores, le jaló el cabello y ella le dió un golpe en la cara con la sombrilla.

“El Lole” quedó aturdido por el golpe, pero su cómplice sacó una navaja o cuchillo y empezó a “picar” a Adriana en la espalda.

Mientras seguía el relato, refería que tras las agresiones en la espalda, la joven cayó al suelo, “El Lole”, se colocó encima de ella, casi sobre el pecho y con una navaja o cuchillo la hirió en el cuello, sentado a un lado de ellos “El Matador”, nada más se quedó viendo.

“Ella, con la mirada parecía decirle al ‘Matador’ que le ayudara, que le quitara de encima a su amigo, pero ‘El Matador’, prefirió unirse a la agresión”. Leyó el fiscal.

Juntos le provocaron 43 heridas con armas punzocortantes en el cuello y en la cabeza, hasta que la víctima ya no se movía, no respiraba. Lo informaría después el MP.

Entonces, “El Lole”, le bajó el pantalón hasta los tobillos, le rasgó el brasier, le subió la blusa y abusó de ella. José Ángel, nada más se quedaba viendo, sentado, sin moverse. “¡Sigues tú, échatela tú!”, le dijo a su amigo, “no, yo no tengo ganas”, contestó “El Matador”.

Durante la audiencia, José Dolores Murrieta, volteaba a ver a tres familiares suyos que asistieron como público, sus labios apenas se alcanzaron a mover para dejar salir una pequeña sonrisa que evidenció un rostro con poco bigote, escasa barba desalineada y luego se volteó hacia el frente para seguir escuchando la declaración, con la mirada puesta sobre la figura del Fiscal y de la Juez.

Una vez que terminaron de agredir a Adriana, que tenía en ese momento 19 semanas de embarazo de quien sería su primera hija, según reveló la necropsía, los presuntos responsables acordaron desparecer la evidencia; jalaron el cuerpo de la víctima hasta un costado del río que pasa por el lugar, atrás de la colonia Villas de Guanajuato.

Escarbaron una zanja de unos 25 centímetros de profundidad en la que semienterraron a la joven y después agarraron la bolsa que quedó tirada.

“A tí te tocan cien pesos, yo me quedo con el resto (400 pesos), porque yo hice el trabajo”, le dijo “El Lole”, a su cómplice y se fueron.

El pasado domingo 25 de mayo, cerca de las seis de la tarde, un hombre y su hijo que buscaban ratones para alimentar a sus mascotas, encontraron el cuerpo semienterrado. El rostro de Adriana sobresalía de la arena, por lo que llamaron a la Policía Municipal, donde a su vez dieron aviso al Ministerio Público.

Ese mismo día, horas antes del hallazgo, “El Lole”, fue a la casa de una pareja que conoce, lo vieron llorando y nervioso,; caminaba de un lado a otro, de acuerdo a las primeras investigaciones ahí confesó el crimen.

“Ya está muerta, ya fui a ver. Hasta le pegué y no se movía, lo hecho, hecho está, ya la regamos. Si me encierran me vale”, le dijo a la pareja, por lo que ambos lo corrieron de la casa para que no los fuera a meter en problemas.

Días después, mientras estaba en la plaza de San José de Cervera, encontró a una cuñada de Adriana, y le preguntó por ella.

“¿Ya la encontraron?, preguntó. “No, pero dicen que está viva”, respondió la mujer, “Ya está muerta”, dijo el presunto responsable, cita textualmente la declaración.

“El Matador” fue detenido la noche del pasado sábado, y el miércoles pasado fue capturado “El Lole”, ambos están vinculados a proceso penal por el delito de feminicidio.

Según los cateos realizados por la Policia Ministerial, en la casa de los presuntos culpables hallaron ropa y calzado con manchas de sangre de la víctima y en el lugar de la agresión, hallaron un preservativo.

Por: Redacción.

#NotusNoticias

 

 

Related Articles

One Comment

  1. No es feminicidio, ya que solo fue una víctima, el feminicidio según el Código Penal es a partir de 3 víctimas. Las autoridades no saben hacer su trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button