La flor de Cempasúchil una flor de vida entre los muertos

Irapuato, Guanajuato.- La típica flor de Cempasúchil conocida por su uso tradicional en los altares de muertos o en las tumbas de los difuntos que la gente recuerda años tras año llevando sus ofrendas, para algunos comerciantes como María Guadalupe comerciante de flores desde hace 25 años, es un “objeto” muy interesante.

La «flor de veinte pétalos» (por sus raíces en lengua náhuatl cempoal-xochitl, veinte-flor) sólo florece después de la época de lluvias, así lo detalló Guadalupe quien recalcó que ese tipo de flor solo se siembra para estas fechas ya que según lo que nos dijo es de uso exclusivo para alatares y tumbas de los santos difuntos que la gente visita cada año en el Día de Muertos recordando a los familiares que partieron al más allá, pero que recordándolos jamás se marchan por completo.

El precio por un manojo pequeño es de entre 10 y 15 pesos, sus principales compradores son los jóvenes de escuelas para los altares de las escuelas y la gente adulta que la lleva a los panteones.

Por otra parte agregó que existe otra flor similar a la cempasúchil pero de color morada y también es bien aceptada por los compradores pero a esa la llaman manita de león.

Énfasis

De color amarillo intenso, el tallo de la cempasúchil puede llegar a medir hasta un metro de altura, mientras que sus botones pueden alcanzar los cinco centímetros de diámetro. Por ello los mexicas, durante la época prehispánica, la eligieron para tupir con cientos de ejemplares los altares, ofrendas y entierros dedicados a sus muertos. (México desconocido información)

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba