Entre la “popo” artificial hay una sonrisa

Irapuato, Guanajuato.- Antonia originaria de Irapuato se dedica al comercio “fúnebre”, pues durante aproximadamente 40 años al exterior de la Plaza del Comercio Popular particularmente en los meses noviembre y principios de diciembre, vende las conocidas bromas que año con año se instalan a las afueras de mencionado lugar.

Antonia comentó que su esposo fue quien la enseñó a trabajar en ese tipo de venta, además enfatizó que ella fabrica algunos productos a mano como las “popos”, chicles de ajo, purga, sal, sangre artificial, panes de cartón entre otros artículos.

La comerciante señaló que sus clientes son todas las personas en general, pero recalcó que no vende las bromas más pesadas a jóvenes menores de edad y dijo que lo que más vende son los chicles de purga, ajo, chile,  ya que la gente cae más rápido en esas bromas.

Por ultimo Antonia agregó que en una ocasión ella realizó una broma a una tía ya que puso el globo que simula un sonido extraño, “lo puse debajo de un cojín y la invité a sentarse, enseguida sonó el ruido extraño” recordó sonriendo.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba