Kimberly ya sólo es recordada por sus familiares; sigue desaparecida

Irapuato, Guanajuato

A más de un mes y medio  de la doble ejecución, de la joven Ana Lidia y de su esposo Luis Roberto así como de la desaparición de su hija Kimberly, en la casa de la familia Rodríguez Vázquez se percibe la tristeza y desolación.

El hermano de Ana Lidia, Juan Ángel Rodríguez Vázquez señala que en la investigación para dar con el paradero de Kimberly no hay novedades, tampoco  han recibido algún reporte de las autoridades desde hace un mes, última ocasión en que fueron visitados por algunos ministeriales.

“Esperamos la fe de Dios, yo rezo en mi casa; esperemos que traten bien  a la niña y tenerla lo más pronto posible con nosotros. Yo pienso que tarde o temprano tienen que regresar a la niña, que se compadezcan de nosotros”, suplica Juan Ángel.

En un cuarto en el que entra poca luz aún se mantiene el altar con flores y veladoras así como retratos de Ana Lidia y de su pequeña Kimberly, acompañados de imágenes de santos y de la Virgen de Guadalupe.

El pasado 6 de febrero Ana Lidia Rodríguez  y Luis Roberto Torres de 22 y 21 años respectivamente, fueron hallados ejecutados con el tiro de gracia y torturados, tras ser abandonados al interior de un automóvil sobre la periferia de la Central de Abastos de la ciudad.

Durante ese mismo hecho Kimberly Alizeé Torres Rodríguez desapareció y aunque unos días después se activó la Alerta Amber para su localización, aún no se ha dado con su paradero.

Twitter: @periodicoNotus

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button