Julio Garay, un guitarrista irapuatense destacado en la escena rock

Un músico talentoso y de experiencia que ha estado con grandes artistas, aunque de ese tema no quiso platicar

Irapuato, Guanajuato Por Omar Martínez

Dentro de los talentos municipales en materia de música y más concretamente en la escena rock, está  Julio Garay, un guitarrista  irapuatense destacado, de experiencia y trayectoria, con habilidades que pocos pueden tener en la ejecución de su instrumento.

Desde joven, Julio César Garay Valencia de 38 años, según comentó, le ha apasionado mucho la música, iniciando como DJ en un breve tiempo en la adolescencia, hasta que en un cumpleaños su madre le regaló una guitarra acústica.

No empezó a  tocarla hasta que unos vecinos se la pedían para estar “palomeando” y al juntarse con ellos le tomó el gusto para sacar sus primeras canciones y dijo: “¡órale, de aquí soy!” Y de ahí en adelante aprendió a tocar de manera autodidacta.

Ha colaborado con algunos arreglos en grabaciones de estudio con bandas irapuatenses, además de estar en escenarios  y establecimientos como bares, restaurantes, con algunos artistas importantes de la escena local.

¿Y por qué la música Rock?

“He probado varios géneros, pero por el poder que tiene esa música, la guitarra exige bastante ahí, además de que suena delicioso y saca lo más romántico de mí”, expresó el guitarrista con singular alegría, además que señaló que el género que menos le agrada es el reggaetón y la banda.

Comentó que ha tocado de todo, haciendo énfasis en que la cumbia ha sido de lo más extremo que ha tocado fuera de lo que acostumbra.

Actualmente se dedica a pintar muñecos de porcelana entre semana y a la par estudia su segundo diplomado de pedagogía musical.

Su hobby es el baloncesto, aunque menciona que últimamente no lo ha podido practicar como le gustaría, sin embargo piensa retomarlo para hacerlo más seguido.

¿Y… hablando de sueños?

“Deseo plasmar algo propio con gente con la que me sienta muy a gusto, conectada y obviamente estar tocando en grandes escenarios a nivel profesional.” Expresó Julio, además de que invita al público en general de que descubran su pasión, es su mejor consejo  y que se “claven” mucho, pues es el camino para que las cosas salgan bien y no con tanto sudor y lágrimas.

Para el anecdotario

Relató una anécdota en la que alguna vez en un escenario, los demás músicos tocaron en otra tonalidad y no se lo hicieron saber, así que fingió que se le rompió una cuerda, se agachó y se fue a la esquina del escenario, puesto que le dio algo de vergüenza.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba