Julieta Zeledón; toda su vida ha vendido alfeñiques con su familia

Desde hace 37 años, la mujer ha sido parte de la venta por temporada de alfeñiques

Irapuato Guanajuato. Julieta Zeledón, es una artesana comerciante, que toda su vida ha acompañado a su familia en la venta de los tradicionales alfeñiques en el municipio de Irapuato.

“Ya tengo, pues toda mi vida, desde que me acuerdo, mi familia vende los alfeñiques, aquí estoy desde pequeña. Mis papás, mis abuelos ya se dedicaban a hacer los alfeñiques y a venderlos, ya es algo de generación tras generación. Somos yo, mis papás, mis abuelos y parece que también los papás de mis abuelos ya vendían”, dijo Julieta.

Para Julieta, el estar año con año en la venta por temporada de alfeñique es algo normal y lo disfruta mucho.

“Me gusta mucho, a mí me gusta el comercio, mis abuelos y papás han sido comerciantes artesanos, entonces para mí todo esto es normal y me gusta mucho ser comerciante artesano”, comentó.

Con mucho cariño, la comerciante recuerda como en su infancia es que jugaba con su hermana y primos entre los puestos de los alfeñiques.

“Tengo muchísimos recuerdos con mi hermana, mis primos, como somos muchos familiares, nos juntábamos todos a jugar, primero hacíamos las tareas y ya luego nos juntábamos y andábamos entre los puestos corriendo y jugando”, expuso.

Para Julieta, es muy placentero ver cómo año con año, los irapuatenses siguen la tradición de poner el altar de muertos.

“Es muy bonito todo esto, que la gente viene a adquirir sus cosas para los altares de muertos, para mí es muy placentero contribuir para que la gente ponga sus altares de muertos, ahora con la película de COCO, todo ha tenido más auge, porque una señora me comentó que luego no los iban a dejar venir si no les ponían el altar y mucha gente pues está retomando la elaboración de los altares”, señaló.

Afortunadamente, la comerciante nunca ha sido víctima de la delincuencia, pues entre todos los comerciantes se protegen.

“Fíjate que no, todo ha sido normal, como todos nos conocemos, todos nos protegemos aquí, en cuanto nos damos cuenta de hay alguien muy sospechoso o así, inmediatamente nos informamos, entre todos nos conocemos y nos protegemos”, declaró.

Este año los comerciantes de alfeñiques han tenido una muy buena aceptación y reciben a diario la visita de las familias.

“Si hemos tenido aceptación gracias a Dios, año con año a la gente le gusta venir con su familia, incluso no solo vienen una vez, sino varias veces. Esperamos que conforme se acerquen las fechas pues se incrementen las ventas”, puntualizó.

Finalmente, Julieta hizo un llamado a los irapuatenses.

“Pues que le inculque a su familia la tradición irapuatense del alfeñique, que vengan, está todo muy tranquilo”, finalizó.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button