Jesús Saracho; una gran promesa en el boxeo mexicano

Reportaje 2 de 2

Contexto: Puedes visitar la primera parte de este reportaje:

Jesús Eduardo “Sarachito” Zúñiga; el comienzo

LO DIFICIL

Irapuato Guanajuato. El enfrentarse a un boxeador de experiencia como Edwin Dávila, fizo que “Sarachito” supiera lo que es sufrir una pelea, pues el oriundo de Aguascalientes llevó al Irapuatense al alargue siendo su pelea más difícil hasta el momento.

“Tuve una pelea con un chavo, una pelea pasada antes de la del 4 de septiembre, es de Aguascalientes, de nombre Edwin Dávila, tenía un record de 21-0, ya mucha experiencia dentro del terreno profesional, ahí gané el Campeonato Latino de la OMB y el Campeonato Nava de la AMB, es el único chavo que se me ha ido al alargué hasta los 10 rounds, de esa pelea aprendí mucho, hasta ahorita es rival que más se me ha complicado”, dijo.

El estar fuera del país y el no encontrar algo similar a la dieta que sigue un mexicano, es una de las experiencias con las que Jesús ha tenido que lidiar, siendo algo difícil el tener que acoplarse al estilo de vida de otros lugares.

“Cuando fui a Canadá, ahí pues se habla inglés y yo no lo manejo muy bien, llegamos allá y había pura comida china, espagueti y cosas así, nada que ver con algo de acá que unos taquitos o algo así y tampoco había pan dulce y yo andaba buscando panaderías para comprarme un pan duré casi un mes allá de competencia en Vancouver y en cuanto vi una panadería dónde se hacía un pan raro no lo pensé dos veces y salí como con unos cinco panes, quieras o no se extrañan tus raíces, la comida de tu país”, comentó.

CONSEJOS DE ORO

Con el paso del tiempo y el empeño que Jesús Saracho le ha puesto a su carrera, le ha brindado la oportunidad de conocer a diversas figuras del mundo del boxeo, destacando a Juan Manuel Márquez, con quien llegó a compartir gimnasio.

“Conozco a los de antaño, a “Mantequilla” Nápoles, Zarate, a “el púas” Olivares, a Chávez papá y al Jr., he tenido esa fortuna de conocer a varios exponentes del deporte, dónde yo estaba internado allá en el Centro Nacional del Deporte, como a 5 minutos caminando, estaba el gimnasio dónde entrenaba Juan Manuel Márquez, es una gran satisfacción el verlos en la tele y luego estar conversando, dándome consejos, nos poníamos a hacer sparring”, expuso.

EL MOMENTO DE CRECER

El deseo de alcanzar sus metas tanto personales como deportivas, se ven más cerca, pero para alcanzarlas, “Sarachito” buscará tener una última pelea en México para después emigrar a Estados Unidos, dónde seguirá trabajando para ser un boxeador reconocido y con más oportunidades de seguir creciendo.

“Creo que estaremos peleando finales a de noviembre aún no conozco si será en Estados Unidos o en otra ciudad de aquí del país, Irapuato ya está fuera de la agenda de la promotora, son planes que se tienen, se busca pelear en Estados Unidos, o dar la última pelea aquí en México y luego buscar el despunte, para que, a inicios de 2022, se de una pelea en Estados Unidos”, señaló.

Su edad, puede ser “un arma de dos filos”, pues Jesús es consciente de lo que puede suceder en una pelea.

“Puede ser de las dos formas, siendo tan joven te pueden poner a una persona experimentada y te puede acabar la carrera, pero también eso habla bien de ti, en lo personal soy un boxeador que realmente tiene hambre, con ganas de sobresalir en este difícil deporte y para mí es un pro, porque estoy motivado mil por ciento y en unos años estar buscando un campeonato del mundo”, dijo.

UN HIJO DE LA MERMELADA MÁS

Durante su infancia y parte de adolescencia, el boxeador era muy seguidor de la “Trinca”, recordando la final con Xolos de Tijuana, dónde vio a figuras como Ariel González, Cuauhtémoc Blanco, entre otros, pero el tener que seguir su sueño en el boxeo en CDMX, alejó al Irapuatense de las tribunas del Sergio León Chávez, perdiendo el rastro del equipo, para cuando regresó a tierras fresera, los Hijos de la Mermelada lo arroparon y hasta al momento lo han apoyado en su carrera como boxeador.

“Desde muy chavito iba al estadio, pero perdí la pista después de la última final con Xolos de Tijuana, la perdí porque me fui a la CDMX, pero cuando regresé en el 2019, no tenía noción del equipo, estaba metido totalmente en el boxeo, pero algunos integrantes de los Hijos de la Mermelada fueron alumnos de mi papá y ellos me arroparon ahora que tuve la pelea de campeonato mundial en febrero y pues les he tratado de corresponder como puedo, estoy muy contento por todo lo que me han brindado”, puntualizó.

Finalmente, Jesús Saracho mandó un mensaje a todo aquel que le gusta el boxeo.

“Que sigan mi carrera, voy a estar dando mucho de qué hablar en algunos años y pues le mandó muchos saludos y bendiciones a la gente de Irapuato, un abrazo grande”, finalizó Jesús Eduardo Saracho Zúñiga, mejor conocido como “Sarachito”.

Los palmares que el Irapuatense tiene en su carrera de boxeador hasta el momento son:

  • Campeonato Nacional Juvenil
  • Campeonato AMB de Oceanía
  • Campeonato Mundial Juvenil de la OMB
  • Campeonato NAVA de la AMB
  • Campeonato Latino de la OMB

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button