Hombre que disparó a empleado de McDonald’s por servir papas frías, mató a una persona en 2020

Michael Morgan, de 20 años, tiene un historial criminal, tras haber sido arrestado varias veces, incluyendo por hurto mayor en 2019 y por agresión y robo de servicio en 2018

 

El hombre que el pasado lunes disparó contra un empleado de McDonald’s que le sirvió papas fritas frías a su madre confesó su participación en otro asesinato, en 2020.

De acuerdo con el diario británico Daily Mail, Michael Morgan, de 20 años, quien enfrenta cargos por intento de asesinato y posesión criminal de un arma de fuego también ha sido acusado de asesinato y posesión criminal de arma de fuego por un crimen que cometió en 2020.

Morgan tiene un historial criminal, tras haber sido arrestado varias veces, incluyendo por hurto mayor en 2019 y por agresión y robo de servicio en 2018, según fuentes policiales. También tiene numerosos casos de arresto sellados.

En 2020 habría asesinado a Kevin Holloman, de 28 años, a quien disparó tres veces, en Brooklyn.

Según el Daily Mail, la policía intentó arrestar a Morgan y evitar que anduviera libre en las calles. “Este tipo debería estar tras las rejas, en prisión”, señaló la policía.

Tras revelarse el arresto de Morgan por el ataque en McDonald’s, Gardenia Holloman, hermana de Kevin, dijo al diario británico sentirse “aliviada”, aunque la detención “no me devolverá a mi hermano. Es un sentimiento agridulce”.

Gardenia afirmó que su hermano era “el alma de la fiesta. Le encantaba bailar y hacerte reír, era amoroso y amable. Mi madre murió justo después de él. Se le rompió el corazón. Le afectó mucho y no pudo soportarlo”.

Kevin murió a seis cuadras de donde Morgan disparó a Matthew Jeremiah Webb afuera del McDonald’s. La víctima se encuentra en condición crítica.

Lisa Fulmore, madre de Morgan, dijo desconocer por qué su hijo llevaba un arma. Explicó que ella discutió con el empleado de McDonald’s por entregarle las papas frías y su hijo escuchó la conversación porque ella estaba hablando por él vía FaceTime. Morgan ingresó al local a reclamarle al empleado y se hicieron de palabras. Según Fulmore, su hijo salió del local y el empleado de McDonald’s fue tras él, por lo que Morgan actuó “en defensa propia”.

“El empleado salió a perseguir a mi hijo. Diez minutos después, se escuchó un disparo. Así que corrí a la puerta”. Morgan disparó a Matthew en el cuello.

La novia de Morgan, quien habría salido corriendo con el arma de él tras el tiroteo, fue detenida y acusada de posesión criminal de arma. Tiene 18 años.

“Mi hijo solo decía que tenía que hacer lo que tenía que hacer, que la víctima fue tras él y que lo que pasó, pasó”, dijo Fulmore.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button