Hijos de la mermelada de fiesta

Irapuato, Guanajuato. La porra denominada “Los Hijos de la Mermelada” se encuentra de manteles largos, cumplen 23 años de su fundación en octubre del año de 1995, desde aquella década “la mermelada” ha mostrado su apoyo incondicional al equipo Irapuato.

 

La tradicional porra “Los Hijos de la Mermelada” nace con un solo fin, apoyar incondicionalmente a la trinca fresera del Irapuato bajo cualquier circunstancia, es entonces que se reúne Jorge “chivo” y Gabriel “gabrich” ambos oriundos del Fovisste y con tan solo 15 años de edad aproximadamente, pero con una pasión enorme por el equipo y la ciudad deciden lanzar porras al equipo fresero quien lo presidia Jorge Ortiz Borell; Chivo y Gabrich nunca pensaron que construirían un legado como este.

 

A 23 años de la fundación de “La Merme” han dejado un legado importante; tanto así que la porra fue considerada una de las barras mexicanas más peligrosas junto con “la rebel” de pumas y “los libres y lokos” de tigres; otra gran hazaña que quedará en la historia fue la recuperación del estadio en 2003, tras ser invadido por gente armada aparentemente de Carlos Ahumada presidente del club león.

 

Los Hijos de la Mermelada desde 1995 han forjado un legado dentro del futbol nacional, tras malos manejos, desaparición de equipo y hasta la venta del mismo; los Hijos de la Mermelada dejan en claro que seguirán apoyando al equipo Irapuatense desde la trinchera en la que se encuentre, “23 años de tradición popular”.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba