¡Hey tú! ¿Por qué no sabes comportarte en el cine?

 

cine

México

Actualmente ir al cine a ver una película de la cual tenemos expectativas altas, ya sea por la experiencia del director, los actores, fotografía, entre otros aspectos, es un momento emociónate, de distracción para poder pasar un rato ameno en compañía de nuestros acompañantes. Parece extraño que en muchas ocasiones los asistentes a las salas de cine no sepan o mejor dicho no puedan comportarse con educación en estos espacios destinados para apreciar de la manera más adecuada y cómoda el séptimo arte.

Menciono en líneas anteriores que parece extraño que los asistentes no puedan apegarse a ciertos lineamientos como, guardar silencio durante la proyección, poner su celular en vibrador, no consultar su celular en la proyección (no contestar llamadas), tener congruencia con sus sentimientos (por ejemplo estas en la esperada película de terror y en una de las escenas cruciales, se escucha la carcajada del espectador), no patear los asientos, no subir los pies en los asientos de enfrente, no arrojar objetos o alimentos, no introducir alimentos (tacos, hamburguesa entre otros), no quitarse el calzado y sobre todo no “fajar” con tu pareja.

Estos lineamientos parecieran que para cualquier persona educada o civilizada estarían de más mencionar, incluso cuando arribamos al cine no vemos un reglamento de lo que puedes o no hacer en el cine, ¿Por qué?, porque precisamente cualquier persona con un poco de educación debería apegarse a ellos.

La realidad es otra, ya que ciertamente me atrevería a decir que cualquiera de los que hemos asistido a una sala de cine en cualquier momento de nuestra vida, nos hemos enfrentado a alguno de estos incomodos comportamientos.

Eso no es lo peor, es decir el comportamiento de las personas que no saben estar en un cine y no dejan disfrutar de la película, sino que si por alguna razón les realizas un señalamiento acerca de su indebida manera de actuar puede ser peligros pues suelen ser personas que están a la defensiva, y pareciera entonces que quien está realizando algo incorrecto es quien quiere disfrutar del séptimo arte.

En dado caso de suscitarse uno de estos incomodos acontecimientos, la solución no será en dado caso armar un “pleito” con una persona que obviamente no va entrar en razón, lo mejor es entonces buscar un empleado del cine para poder reportar lo sucedido.

 

 

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button
Close