Fomentan Hábitos Saludables en las Comunidades a través del Reto Triple AAA: Amarme, Alimentarme, Activarme

Mejoran la Autoestima la Alimentación y Actitudes de los Guanajuatenses a través de Red Móvil: Salud y Bienestar Comunitario.

El Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) contribuye a fomentar entre los habitantes de las comunidades llevar una vida saludable a través del reto triple AAA: (Amarme, Alimentarme y Activarme), que se implementa en a los grupo de Red Móvil: Salud y Bienestar Comunitario.

El titular de la Dirección de Fortalecimiento Comunitario Daniel Gallegos Hernández explicó que los participantes obtienen herramientas relacionadas con la autoestima, la alimentación correcta y el ejercicio, que favorezcan la adopción de actitudes y hábitos más saludables.

“Hoy en día sabemos que una alimentación saludable y la práctica regular de ejercicio son factores que inciden favorablemente en el mantenimiento de un peso adecuado, de nuestra salud y bienestar físico y mental, lo que genera una autoestima sana; y a su vez, tener una buena autoestima, favorece la práctica del ejercicio y la incorporación de una alimentación más saludable, ya que procuramos tener más atención y cuidado de nosotros mismos”, expresó.

Mencionó que con base a la relación de estos indicadores (autoestima – alimentación saludable – ejercicio), se visualiza la oportunidad de incidir en cada uno de los beneficiarios que integran el programa de Red Móvil Salud y Bienestar de manera positiva, contribuyendo a formar personas y comunidades más saludables.

Explicó que los participantes conocen aspectos relacionados con la autoestima a través de ejercicios de autoanálisis y promover el autocuidado de la salud.

Asimismo, dijo que aprenden los fundamentos del Plato del Bien Comer, a fin de que cuenten con opciones prácticas para la integración de una alimentación saludable que pueda adecuarse a sus necesidades y posibilidades.

“Los participantes identifican al ejercicio como un factor determinante para su salud, a través de demostraciones de ejercicio y actividades dinámicas que pueden practicar de manera colectiva, a fin de establecerlo como un hábito diario”, indicó.

De esta manera, los participantes podrán identificar la cantidad de productos chatarras que dejarán de consumir tanto en cantidad como en recuento económico.

“Al finalizar el reto cada integrante podrá destinar y hacer uso de sus ahorros que ellos mismos recabaron durante el reto (comidas/bebidas chatarras), y lo recaudado se destinará para lo que el grupo establezca”, expresó.

El funcionario estatal, mencionó que en seguimiento a cada uno de los beneficiarios se realiza un monitoreo mensual para ver los avances que llevan, además del fomento de seguimiento, cuantificación de la disminución de la comida y bebidas chatarra; por último se realiza una evaluación de resultados en base a diagnósticos e indicadores antropométricos.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba