Familia de Julissa Estefanía Casas Aguilar la busca incansablemente

Juanito de 7 años, busca desesperadamente a su mamá quien lleva 27 días desaparecida y las autoridades no responden, ya que ni las llamadas telefónicas le contestan

Irapuato, Guanajuato.- Juanito de 7 años de edad, busca desesperadamente a su mamá, quien lleva casi un mes esperando su regreso, pues Julissa Estefanía Casas Aguilar de 24 años de edad, desapareció el 16 de diciembre del año 2020 al salir de su domicilio en la colonia Lázaro Cárdenas para festejar su cumpleaños en un “Bar” ubicado cerca de su casa a donde  ya no regresó, desde entonces su hijo y su hermana desconocen su paradero.

Alma Aceves, hermana de la desaparecida, dijo que Julissa salió de su domicilio a las 3:30 de la tarde en dirección a un Bar cercano, donde ocasionalmente trabajaba como mesera debido a la pandemia del Covid-19, pero esta vez, le informó que iba a festejar su cumpleaños acompañada de su amiga María Salomé González Rodríguez quien también está desaparecida.

Posteriormente, Julissa llamó por teléfono a su hermana Alma alrededor de las 8:00 de la noche, avisándole que se dirigía junto con su amiga al municipio de Pueblo Nuevo a seguir festejando con amigos de aquél lugar donde se reuniría con su novio, a partir de ahí Alma perdió toda comunicación con su hermana.

De acuerdo con investigaciones para averiguar el paradero de Julissa, las dos mujeres abordaron un taxi que las trasladó hasta aquel municipio dejándolas supuestamente en un puente al inicio de Pueblo Nuevo a las 9:00 de la noche, según relatos del taxista que las llevó, al ser cuestionado para la localización de las mujeres.

Alma Aceves comenta que horas más tarde intentó comunicarse nuevamente con la desaparecida pero ya no le contestó el teléfono, insistiendo hasta dos días después donde le contestó otra persona que no era Julissa y a partir de ahí apagaron el celular para ya no recibir llamadas.

El día 18 de diciembre Alma acudió a poner la denuncia correspondiente por la desaparición de su hermana, comentando que le tomaron su declaración pero hasta el momento es ella la que acude constantemente a preguntar si han sabido alguna pista de Julissa, comentando que no le hacen caso y mucho menos por llamada telefónica donde ni siquiera le contestan.

Julissa Estefanía Casas Aguilar, vestía un vestido negro a la altura de la pantorrilla, botines negros de tacón, tiene cabello largo hasta la cintura, es de tez blanca, ojos café oscuros, pesa 64 kilos, mide 1.54 mts, usa brackets y presenta varios tatuajes, siendo la palabra “Samir” en el pecho de lado derecho, el nombre de “Alejandro” en el antebrazo, la figura de Marilyn Monroe en el brazo izquierdo y el nombre de “Brandon” en una de sus pantorrillas.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba