Ex Hacienda San Nicolás de Frías

Un mágico lugar en la ciudad de Manuel Doblado donde se han grabado películas y se cuenta una gran historia

Manuel doblado, Guanajuato.- Después de la fundación de Santa María de los Lagos, varias tierras de los chichimecas, como el valle de la señora, el rincón y la piedra gorda pertenecieron a la jurisdicción de la alcaldía, de lagos y hasta 1590 formaron parte de la alcaldía mayor de la villa de León y del obispado de Michoacán.

En 1564 don Rodrigo de Farías participó como alcalde mayor de Guadalajara y en 1570 como encomendero de Xalostotitlan con 250 indios a su cargo; en 1575 fue vecino de Tlaltenango y al final se supo que estaba en Guadalajara.

Contrajo nupcias con doña Casilda de Mayoral y tuvieron varios hijos tales como: los Pérez de Frías o Frías Delgadillo, establecidos en Nochistlán, Zacatecas.

Tiempo después se supo que las tierras de “San Nicolás de Frías” que formaban dos caballerías, fueron mercedadas por el gobernador de la nueva Galicia a don Lázaro Domínguez Delgadillo, el 25 de mayo de 1602. Y este a su vez se las vendió a don Esteban de Anda Altamirano y González de Castañeda.

El 12 de enero de 1674 fundó una capellanía sobre la estancia llamada “Los Sauces” y el 29 de abril de 1638 vendió las tierras de Frías a los padres jesuitas de Valladolid quienes a su vez años después las vendieron al dueño de la importante hacienda de “Xalpa”, don Diego Ortiz de Saavedra.

A su muerte, doña Catalina Muñoz de Jerez hereda todo lo de su marido y al paso de los años se vuelve a casar con don Mateo de Villanueva y Sandoval.

En 1648 venden las haciendas al acaudalado comerciante don Andrés Sánchez de Aparicio.

En 1666 fundó la cofradía del santísimo Sacramento de Tepotzotlán, don Juan Sánchez de Aparicio y Sánchez báñales heredó las tierras de Xalpa y aledañas y después la vendió en 1680 al rico minero don Nicolás bustos y Muñoz de xerez.

Don francisco Pérez de Bielma testó la hacienda de “Frías” el 10 de enero de 1684 y sus hijas la vendieron a don Miguel de Elizondo vecino de la villa de León.

Don Pablo anda quien en 1855 se ordenó sacerdote fue enviado a la ciudad de León como primer capellán de la recién creada diócesis de León.

El 19 de marzo de 1885 se trasladan a un anexo del templo del santuario de Guadalupe ya que anterior mente su casa funcionaba como un hospital para ayudar en aquella época tan difícil.

Y lo bautizó como hospital de San José, consciente de que se requerían personas para el cuidado de los enfermos se crea la orden religiosa “hijas mínimas de María Inmaculada”.

La primera comunidad estuvo integrada por 4 señoritas, desde el principio tuvieron una forma de organización que les permitió funcionar de manera autónoma y determinar los aspectos importantes para su desarrollo.

Al inicio los recuerdos fueron otorgados por su creador sin embargo al fallecer las hermanas tuvieron que ver la manera de subsistir.

El crecimiento fue vertiginoso a tal grado de que fueron solicitadas en más de 63 hospitales y trabajaron en 13 entidades federativas, muchas autoridades civiles y caritativas solicitaban sus trabajos.

En Guanajuato trabajaron en 20 hospitales y en el extranjero fueron más de 8 hospitales donde prestaron servicios.

En la actualidad trabajan en 9 hospitales cuatro son de su propiedad, León, Guadalajara, CDMX y sonora son donde ellas laboran.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba