El Puente San José dejó de utilizarse en el año de 1950

Construido por arquitecto irapuatense Nicolás Luna se conserva intacto, hasta la fecha

Puente San José

Irapuato, Guanajuato

El puente de San José, cuenta con tres arcos en la parte inferior y dos contrafuertes, se construyó en un lapso de entre dos y cinco años a base de piedra, lo que permitió su conservación hasta nuestra actualidad.

De acuerdo a datos encontrados en el Archivo Histórico, con la construcción de la carretera Panamericana, dejó de utilizarse a partir de 1950, y se integró con el paso del tiempo a la mancha urbana.

El puente se ubica entre las calles Reforma, Escuela Médico Militar y Guerrero, fue construido en la tercera década del siglo XIX.

El puente de San José fue diseñado y construido por el arquitecto, Nicolás Luna, con recursos de la Administración Local, para evitar que los habitantes quedaran incomunicados.

Se reemplazó el puente de madera por uno con base de piedra, y se logró facilitar el traslado de la población, con el antiguo Camino Real de Irapuato, hoy, el bulevar a Arandas.

“Este puente de San José nos evoca al pasado de Irapuato, fue el testigo de ese paso del antiguo río, que era el río Silao y estaba dentro de la ciudad, antes de que se comenzaran las obras de urbanización y el origen del bulevar Días Ordaz”, detalló Dulce Vázquez Mendiola, directora del Archivo Histórico Municipal.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba