“El Patitas” fue sentenciado a 17 años de prisión, en Irapuato

Al abonar en favor de la certeza y la seguridad jurídicas, la Fiscalía General del Estado obtuvo sentencia condenatoria de 17 años en contra de un hombre que disparó y privó de la vida a Juan “N”, y lesionó de gravedad a una persona del sexo femenino, en hechos acontecidos en la colonia San Juan de Retana, en esta ciudad.

El imputado DAVID “N”, alias “El Patitas”, buscó a Juan “N”, para cobrarle un dinero, por lo cual se dirigió a San Juan de Retana. El ofendido caminaba por la calle Manuel Gómez Pedraza, minutos antes de la medianoche del 27 de julio de 2018, donde  se encontró a una mujer que caminaba sobre la misma calle y entablaron una conversación.

El imputado, quien viajaba en la parte trasera de una motocicleta marca Italika en color azul, conducida por otro sujeto, se paró justo frente a la pareja y le exigió al hoy occiso el dinero adeudado. Ambos conversaron por el atraso de un supuesto pago pero no llegaron a ningún acuerdo, es cuando intervino el conductor de la motocicleta y le gritó:

– “Ya dale, no quiere pagar”- .

“El Patitas” sacó un arma de fuego corta de una bolsa que traía colgada en el pecho, con la cual apuntó a la víctima. Al ver la amenaza, el ofendido corrió por la calle Gómez Pedraza pero fue alcanzado por los disparos que hicieron blanco en su corporeidad y quedó mortalmente herido en el piso.

David “N” alcanzó a ver a la mujer corrió con dirección a la calle Siembra y le gritó a su cómplice que la alcanzara. En la maniobra volvió a detonar el arma de fuego y la trayectoria de la bala alcanzó la pierna de la ofendida. Al ver que cayó al suelo, los agresores se acercaron y el imputado le realizó detonaciones que la dejaron lesionada de gravedad.

A la huida, “El Patitas”, dejó un hombre sin vida y una mujer herida en el lugar.  Al seguimiento de la investigación, la Fiscalía General del Estado pudo establecer su identidad y lo capturó con orden judicial.

En esta fecha, con la resolución de un Juez, finalizó el proceso penal y en Juicio Oral se impuso una pena privativa de libertad de 11 años por la comisión del delito de homicidio simple y de 6 años por el delito de homicidio en grado de tentativa, más el pago por indemnización, reparación del daño, gastos funerarios y multa, que deberá cubrir el imputado por consecuencia de su conducta criminal.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button