“El día que el IMSS, acabó con mi vida” (Parte 1)

Laura Benita Serrano Arias, mujer irapuatense, denunció la supuesta negligencia que ha vivido en el IMSS al paso de los años, afectando su calidad de vida hasta dejarla con poca movilidad

Irapuato, Guanajuato.- La irapuatense, Laura Benita Serrano Arias, relató para Notus Noticias, la supuesta negligencia que vivido en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), desde el 2018 cuando sufrió una caída en el ejercicio de sus labores, afectando hoy en día su movilidad y calidad de vida.

“El pasado 3 de octubre del año 2018, tuve una caída desde mi propia altura, por lo que suspendí labores el día 5 de octubre del mismo año, presentándome en el IMSS ese mismo día, en mi consultorio médico número 16, turno vespertino, en donde la doctora que me atendió, me indicó en ese momento, que me iba a mandar hacer unos rayos ‘X’, explicándome que lo que tengo es un esguince cervical con contusión lumbar, dándome 15 días de incapacidad.

A lo anterior el día 15 de octubre del mismo año, me dieron de alta, para que yo iniciaría labores el día 20 de octubre, posteriormente el día 23 de octubre me recibe en el área de “Salud en el trabajo” del IMSS, la doctora Mariela, quien en su tiempo me entrego un st7 por riesgo de trabajo, indicándome que este accidente, pudo haber tenido secuelas, por lo que si me llegaba a pasar algo dentro del año próximo, me presentara con mi médico familiar y entregara el informe para que supieran en el IMSS, que ya había tenido un riesgo de trabajo.

A pesar de que yo le dije a mi médico familiar del consultorio 16, turno vespertino, que yo continuaba con dolor, ella me indico que con el tiempo se llegaría a quitar, por lo que me presente a trabajar como ella me indicó y aunque continuaba con dolores, pedí en mi trabajo que se me asignara una silla para discapacitados, la cual me fue entregada. En el mes de mayo del 2019, me indicó mi jefa que ya no podía usar esa silla por ‘imagen’ y que tenía que usar un banco como mis demás compañeros, sin respaldo, el día 17 de mayo, estando laborando en mi sitio, tuve un desequilibrio en el cual estuve a punto de caer de espalda, alcance a sujetarme, pero debido a la fuerza de reacción que emití, quede totalmente inmóvil, por ello, me presente el 18 de mayo al área de urgencias del IMSS, donde me dijeron que no era una urgencia y que podía esperarme hasta el lunes con mi médico familiar.

El lunes, 20 de mayo, me presente, como me lo indicaron en urgencias, donde me atendió la doctora Fabiola Soto Esquivel, quien en ese momento me mando a realizar otros rayos ‘X’, enseguida me dio una orden para pasar a rehabilitación, la cual quedo programada para el día 24 de julio del 2019. Mientras tanto me realizaron los rayos ‘X’, la doctora Fabiola me indicó, que lamentablemente no sabía interpretar los resultados, que tendríamos que esperar al traumatólogo, pero ella me seguiría dando incapacidades hasta que el doctor me atendiera, finalmente la doctora Fabiola Soto, me mencionó que después de la cita con el traumatólogo, ya no sería necesario regresar con ella, ya que el traumatólogo me indicaría si me pasaba con un especialista o si solo necesitaba terapia física, para darme de alta.

Como la doctora Soto Esquivel, me señaló que no sabía interpretar las radiografías, el día 22 de julio del 2019, 9 meses después de mi caída, me presente en urgencias donde me atendió el doctor Gaddiel Muñoz, el cual me dijo que no veía nada bien la zona de mi cadera y el coxis, pero lo que le preocupaba más eran mis cervicales, mencionando que no se veían ‘normales’, refiriéndose a que se veían desviadas, situación de la cual yo también ya me había percatado y fue ahí donde comenzó todo el ‘infierno’ que he vivido dentro de esa institución.”, relató.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button