Don Tomás dejó la construcción para vender raspados

El dobladense ya lleva 25 años con su negocio de raspados

Manuel Doblado Guanajuato. Don Tomás Moreno, es un conocido vendedor de raspados en el centro de Manuel Doblado, negocio el cual inició dejando las palas por el hielo, pues anteriormente se dedicaba a la construcción.

“Al principio fui pion, pero luego de un día a otro me decidí a entrar al comercio y me quedé, era un cáliz para ver si me mantenía a mí y a mi familia, me tocó buena suerte que después de 25 años aquí sigo echándole ganas”, dijo don Tomás.

El estar a la deriva de que se acabara el trabajo en la construcción fue uno de los principales motivos para que don Tomás decidiera emprender el negocio de raspados.

“El estar trabajando de pion a veces es difícil, se le acaba el trabajo al “maistro” y ya lo desocupan a uno, le andas batallando para ver dónde te acomodas y yo dije coy a calarle”, comentó el comerciante.

Aunque los raspados no fueron el primer negocio de don Tomás, pero han sido el último en sus 25 años de comerciante.

“Empecé con una carretilla vendiendo pepinos y jícamas con chile y limón, ese fue el primer oficio, y luego lo dejé y empecé con garbanzos con eso duré como 3 años, y ya después con los raspados”, expresó don Tomás.

Don Tomás ve el comercio como una gran oportunidad en su vida, pues le ha alcanzado para salir adelante.

“Con lo que vendo y vendía, pues noma´s alcanza para mantenerse, no andar buscando trabajo, aquí se manda uno solo, si tengo ganas de descansar unos 8 días nadie me dice nada ni quedo mal tampoco y esa es mi ventaja”, expuso don Tomás.

Finalmente, don Tomás mandó un mensaje a los dobladenses.

“Me conoce mucha gente de los ranchos de aquí del municipio y yo le agradezco a todos”, finalizó el hombre de 76 años de edad.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button