“Dios está en las redes sociales”: Ángel de María

Liberada
Liberada

En el nombre lleva su salvación, y es que la profesora Ángel de María Soto, quien fue encarcelada durante casi tres días por una confusión de las autoridades que investigaban un caso de tráfico de drogas, aseguró este viernes que su fe en Dios la hizo que nunca perdiera la esperanza y paz interior para quedar en libertad, dijo en su primera declaración pública.

“Nunca perdí la esperanza”, dijo en una conferencia de prensa en Xalapa, a donde regresó este jueves después de haber estado en una prisión federal de Nayarit. “En vez de llorar y desesperarme, lo único que había para mí era Dios”, dijo.

La profesora fue acusada de haber transportado diez kilos de cocaína en una maleta tras un viaje que había iniciado hacia Brasil, donde asistiría a la Jornada Mundial de la Juventud que encabezará el papa Francisco la próxima semana, a donde finalmente no pudo llegar.

Al contar con detalle su experiencia de arresto y encarcelamiento, la profesora de 23 años de edad consideró que la educación que recibió de sus papás y la confianza en la fe católica la llevaron a pasar ese momento difícil de su vida sin entristecerse ni preocuparse.

“23 años de hacer las cosas bien, 23 años de seguir el modelo de vida que tus padres te han plantado… valieron la pena”, dijo tras señalar que eso la llevó a olvidar la preocupación de su caso y enfocarse en orar por las personas que conoció en el interior de la cárcel de Nayarit.

“Mi única preocupación era saber que había gente que no tenía toda la oración y el apoyo de afuera”, dijo Soto al recordar que tras su detención la comunidad católica a la que pertenece en Xalapa, Veracruz, inició labores de activismo en redes sociales a favor de su liberación.

“Dios está hasta en las redes (sociales), entonces puedo decir que es un milagro divino a través de las redes”, comentó al agradecer el apoyo en línea en que usuarios crearon elhashtag #liberÁDMe para exigir a las autoridades que dejaran en libertad a la educadora.

Luego de tres días de estar en una prisión, Soto fue liberada por un desistimiento de la acusación que hizo la Procuraduría General de la República, luego de que las autoridades determinaron que hubo una confusión, informó el procurador Jesús Murillo Karam.

En su declaración de ayer, Soto agradeció al gobierno federal, al procurador Murillo Karam, al gobierno del estado de Veracruz, a las autoridades eclesiásticas y a sus compañeros de su comunidad católica por la respuesta a su caso.

“Mi gran ilusión era ir a Brasil para encontrarme con Su Santidad, y Dios no me defraudó porque lo encontré en el lugar que menos esperaba. Dios vino a mi encuentro en el lugar menos esperado”, dijo Ángel de María de su experiencia en la cárcel.

“El mundo tiene una esperanza. Estamos acostumbrados a creer que nuestro mundo no tiene esperanza, pero les quiero decir que a donde iba me encontraba que el mundo era mejor de lo que decían que era”, agregó.

Por el momento descartó iniciar una demanda en contra de las autoridades que la acusaron sin fundamento del delito de narcotráfico, pues dijo que tomará unos días para descansar y reflexionar sobre la situación.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar