Deslumbran con danza callejera de hula hoop y percusión

Gabriela y Fidel tienen talento e incluso han viajado a varias partes de la república mexicana demostrándolo

Irapuato, Guanajuato

Originaria de Irapuato, la bailarina de hula hoop Gabriela de 23 años de edad, junto a su pareja Fidel de 30, oriundo de Cuautitlán Izcalli, Estado de México, relataron parte de su aventura en la que viajaron por años a distintas partes de la república mostrando su talento.

Desde hace unos 7 años, Gabriela de 23 años de edad, comentó que su inspiración surgió en un evento del Día de Muertos en Michoacán, en Janitzio, cuando presenció a una chica que bailaba hula hoop con fuego, lo cual le llamó bastante la atención, al grado que aprendió y lo empezó a hacer de la misma manera prendiendo fuego a las mechas de los aros por las noches en sus presentaciones.

Fidel comentó que tiene varios meses de estar aprendiendo a tocar las percusiones, lo cual es la base musical del baile hula hoop que presenta Gabriela.

Actualmente la pareja, la cual se encuentra en situación de unión libre y tienen un hijo de 3 años y medio y aparte de dedicarse a este arte, realizan artesanías como pulseras, anillos, aretes con accesorios de piedra y otros materiales a la venta al público.

Han viajado a varias partes de la república mexicana como a Veracrúz, Estado de México, Sonora, Michoacán, Ciudad de México, Tijuana, entre otras varias más.

En Tijuana comentó Gabriela que les iba muy bien por allá, incluso tuvo la oportunidad de entrar a trabajar en circos, puesto que la han querido contratar, sin embargo tuvo que declinar la oferta debido a que tenía la responsabilidad de cuidar de su hijo además de su educación y por lo pronto parar de viajar.

Comentaron que en ocasiones han tenido algunas dificultades para mostrar su arte, pues ha habido veces que las autoridades los han corrido del lugar en el que se presentan, por lo que han optado presentarse de manera variada en distintos puntos de la ciudad, así como en cruceros y Zona Centro.

Trabajan casi todos los días incluso los domingos y Gabriela hizo la recomendación a todos aquellos que se dedican a algo similar, de echarle ganas y que no se “agüiten” ya que tienen una motivación.

“Además de que se hace buen ejercicio y  te ayuda, e igual te ganas una moneda y luego siempre te corren, hay cosas malas, pero también tiene el lado bueno por el lado que es algo que te gusta”. Finalizó la bailarina.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba