De sufrir una falla en la caja de transmisión de su vehículo: ¿la aseguradora se responsabilizará?

Con el paso del tiempo, los métodos de elaboración de vehículos han avanzado significativamente. No solo cuesta menos su diseño y llevarlo a cabo en línea, sino que también es mucho más dinámico.

Todavía mejor es el hecho de que los elementos son elaborados con materiales de excelente calidad con el fin de soportar la prueba del tiempo, siempre que se asegure de mantener el cuidado conforme las recomendaciones del fabricante.

Como una parte esencial de todo automóvil, la caja de transmisión o engranaje, es un componente vital para el funcionamiento del mismo. El motor se encarga de producir la fuerza o par de torque y la transmisión indica al mecanismo la marcha en la que se debe encontrar.

Puesto que la caja de engranaje siempre se encuentra en funcionamiento, es simple de comprender que es uno de los primeros elementos que podría empezar a fallar. De haber obtenido problemas en algún momento, esto podría ayudarlo a comprender de qué manera la aseguradora cubre la reparación de la misma.

 

Indicios que advierten prontas fallas en la caja

Generalmente la caja de engranajes no suele fallar de imprevisto. En el caso de observar algún desperfecto puede ser causado por el desgaste y el kilometraje. Afortunadamente, no es imprescindible ser un experto para observar los síntomas básicos como…

-Percibir sonidos raros cuando el vehículo se encuentre en marcha neutral.

-Si el cambio del vehículo salta voluntariamente al estar conduciendo.

-La caja patina y la salida es débil.

-El líquido de la caja presenta una tonalidad oscura, baja y con olor a quemado.

 

De estar experimentando cualquier inconveniente con la caja, no se encuentra solo. Unas de las situaciones que nadie quiere aceptar es al momento de percibir las señales. No obstante, de ignorar el inconveniente, la caja se estropeara sin oportunidad de restauración.

 

La aseguradora no se responsabiliza por el deterioro o problemas mecánicos.

Las aseguradoras cuentan con una norma en particular integrada en el convenio, la cual sostiene que una falla mecánica es considerara deterioro y el deterioro se excluye. De modo que todo tipo de pérdida debe ser repentina e inesperada.

¿Bajo qué circunstancia el seguro paga por la reparación de la caja?

El hecho de que la aseguradora no cubra las fallas en las transmisión que pudiesen surgir fuera de tiempo, no quiere decir que no vaya a cubrir nada en relación con el sistema de engranaje.

De sufrir una pérdida cubierta, la cual perjudica la caja o genera como resultado un desperfecto en la misma, el seguro del vehículo estará obligado a abonar la reparación o sustitución de la pieza – explican los especialistas en seguro de ComparaEnCasa, plataforma que permite comparar seguros y obtener hasta un 40% de descuento adquiriendo la mejor opción.

Por otra parte, de encontrarse en un choque, precisara de un seguro contra choques para emitir un reclamo a la aseguradora y poder cobrar. Algunas de las situaciones en las que puede presentar un reclamo completo serían si el vehículo es completamente destruido, hurtado o quedar bajo una inundación. No obstante, deberá abonar su deducible. Aun así, es mejor que abonar la factura total de la reparación.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba