Crisis económica afecta a “bolero de zapatos” en Pénjamo

“En Pénjamo había mucha tranquilidad económica y de seguridad, ahora ya no la hay”, dijo Jaime Juárez, quien sigue lustrando zapatos a sus 70 años de edad

Pénjamo, Guanajuato.- “En Pénjamo antes había mucha tranquilidad económica y de seguridad, ahora ya no la hay” dijo don Jaime Juárez Canchola, quien lustra zapatos en el jardín principal de este municipio desde hace más de 58 años.

A sus 70 años de edad, don Jaime dijo tener la necesidad de seguir trabajando para sobrevivir, ya que a raíz de que comenzó la pandemia del coronavirus, su trabajo de bolear zapatos disminuyó un 50 %, con la obligación de seguir llevando el sustento a su casa para mantener a su esposa, pues sus 5 hijos ya están todos casados.

“Antes lustraba diez pares de zapatos o más, ahora hay días muy malos, cuando me va bien boleo hasta cinco pares, apenas y saca uno para mal comer” dijo don Jaime, quien cobra 20 pesos por engrasar un par zapatos, razón por la que se siente “intranquilo” pues su economía se ha visto afectada severamente.

El adulto mayor, comentó que las autoridades de Pénjamo sólo les permiten trabajar por la mañana y hasta las 3:00 de la tarde, por razones de la pandemia y seguridad, ya que dijo, Pénjamo es un municipio inseguro principalmente por la tarde cuando el jardín se queda solo.

“Aquí a las 6 de la tarde ya está todo muerto, toda la gente está guardada en su casa y los negocios cerrados, yo no salgo para nada, no me quiero arriesgar a que me pase algo” comentó el bolero quien desde los 11 años de edad se dedica al mismo oficio, diciendo que actualmente se siente cansado por su edad, pero con ganas de seguir luchando para salir adelante ante la difícil situación económica que enfrenta.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba