“Cleto Magneto”, zapatero, réferi y luchador icónico en Irapuato

Enrique Valdivia, es un reconocido personaje fresero dentro la reparación del calzado y el “pancracio” nacional

Irapuato, Guanajuato.- Enrique Valdivia Hernández, mejor conocido como “Cleto Magneto”, de 62 años de edad, es un zapatero, réferi y luchador icónico en Irapuato.

La historia de “Cleto” en el calzado, inicio por su abuelo, quien elaboraba las tradicionales “burras”, para el trabajo, mientras que al paso de los años su padre, se dedicó a la fabricación del “huarache”, siendo grandes personajes del barrio de San Cayetano

Posteriormente en el año de 1973, Enrique incursiono en el mundo de la lucha libre, pues siempre ha tenido un gusto por este deporte de espectáculo y comenzó a practicarlo dentro de la “Arena Irapuato”, donde pudo conocer a ídolos locales y nacionales.

“La arena Irapuato se cerró, sin embargo, me acuerdo mucho de que Gilberto López y el “Látigo”, hacían funciones de lucha en la cancha ferrocarrilera, donde participe y viví grandes experiencias”, externo Cleto.

Con el nombre del “Pentenciero”, era como Enrique subía al ring y daba una cátedra del “llaveo” y “contrallaveo”.

“Cleto”, señaló que, al pasar de los años, las luchas fueron perdiendo su esencia, “después de tiempo, las funciones pasaron a ser en el parque de convivencias y poco a poco este deporte espectáculo iba en decadencia”, dijo.

El tiempo paso y el destino tenía algo más preparado para “Cleto” y su momento de incursionar en otra rama de la lucha libre llegó gracias a Ramón Esqueda, quien comenzó a promocionar a Enrique como “referí” en la caravana tres veces estelar (AAA).

“Cuando subí por primera vez al ring, como réferi, me dio mucho nervio, ya que una cosa es subir con mascara y otra pues dar la cara”, señaló.

Es importante mencionar que, el mote de “Cleto”, viene desde casa debido a que la mamá de este gran personaje, le decía: “Enriqueto” y debido a esto alguien de su familia no podía pronunciar bien su nombre y le decía: “Cleto”, y ahí, nació el apodo, mientras que “magneto” fue su segundo apodo gracias a don Jesús Esqueda, promotor de la AAA.

“Como referí, las luchas, me han dejado muchas experiencias y conocer a muchas personas, he cosechado grandes amistades y he vivido momentos inolvidables, gracias a este deporte”, externo.

Para Enrique es un lujo decir que ha participado, por lo menos, con un 80 por ciento de los luchadores actuales.

“Cleto”, finalizó con un emotivo mensaje, “agradezco a cada una de las personas que he conocido, a todos los luchadores, les deseo mucha suerte cada vez que suban a ring y a todos lo que quieran practicar la lucha que busque a alguien que de verdad les enseñen, pues este deporte, es de dedicación y entrega”, concluyó Enrique.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button