Chavita, las “manos mágicas” de Abasolo

chavita_abasolo

Abasolo, Guanajuato.- Salvador González Camarillo, mejor conocido como “Chavita”, es un hombre de baja estatura, pero de gran fuerza física, especialmente en sus manos que utiliza como si tuviera magia en ellas. Originario de San José de González en Abasolo, Chavita ya tiene 29 años dedicándose a aliviar los problemas físicos de las personas con sus manos; entre sus pacientes han estado jugadores del club Guadalajara, América, Angélica Rivera “La Gaviota”, el gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, entre otros.

Chavita es un hombre carismático, de baja estatura, alegre, aficionado al fútbol, a los gallos y sanar con sus manos a pacientes que le buscan por su destreza y habilidad que tiene como quiropráctico, aunque sus estudios no fueron en el aula de una escuela, pero si en algunas clínicas, donde aprendió a conocer cada uno de los huesos del cuerpo humano.

En una habitación sencilla, rodeado de algunos aparatos, posters del cuerpo humano e imágenes religiosas, “Chavita”, pasa uno a uno de sus pacientes que vienen de diversas partes de Guanajuato, inclusive de otros Estados.

Los días jueves, deja su hogar en Abasolo y en Guadalajara, Jalisco, atiende a personas de aquel lugar, pero la diferencia es contrastante, pues allá, jugadores de fútbol, artistas, empresarios y políticos, forman parte de su clientela.

“Estudie todos estos huesos, porque mi papá tenía una enfermedad; todo esto se debe a aprenderlo no sólo del estudio, sino de la práctica, tengo la fortuna de haber atendido al gobernador de Jalisco, de atender a los de Las Chivas que gracias a Dios me dan mis camisas autografiadas y uno que otro del América”, dijo el quiropráctico.

Chavita mencionó que espera que algún día sus hijos o nietos, puedan seguir su profesión, al mencionar que pareciera ser sencillo lo que realiza, pero pocos logran entender cómo se comporta el cuerpo y la gran majestuosidad que tiene.

¿Dónde puedes encontrar a Chavita?

Salvador González Camarillo, mejor conocido como “Chavita”, vive en el poblado de San José de González a unos 10 kilómetros de la cabecera municipal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar