Apariciones espectrales y voces del más allá dentro del CEARG

Dentro del recinto del Centro de las Artes de Guanajuato existen testimonios de vigilantes y personal en general que han visto entes y presenciado fenómenos paranormales

Salamanca, Guanajuato.- Al interior de las instalaciones del CEARG (Centro de las Artes de Guanajuato) se comenta que hay ciertas apariciones de supuestos entes que habitan aún el recinto, incluso han sido testigos presenciales de sucesos paranormales, tales como psicofonías, ruidos o el cambio de lugar de algunas cosas dentro de algunos salones.

En contexto, el CEARG, antes Claustro Mayor del Ex convento de San Agustín (Antiguo Convento Agustino de Fray Juan de Sahagún) ha sido sede de diferentes causas y ha tenido diferentes funciones desde cientos de años atrás.

Convento, cuartel, penitenciaría, escuela, talleres, asentamiento de viviendas, biblioteca, todo eso y más tuvo cabida en este espacio cuya restauración dio lugar para que se afincara el Centro de las Artes, el cual representa de alguna manera el espíritu con el cual nació el claustro mayor: ser un espacio para la difusión del conocimiento en la ciudad de Salamanca.

Personal interno y de vigilancia, en entrevista, hicieron saber qué tipo de sucesos han presenciado dentro de los diferentes pasillos y puntos donde aseguran haber visto o escuchado posibles entidades y sucesos paranormales.

Apariciones en el Café: La niña y el hombre vestido de blanco

Un par de empleados del Café localizado en la planta baja del edificio, fueron testigos oculares de dos apariciones, las cuales, cuentan no son los únicos que los han visto.

El Café llamado “La Misión” es parte del inmueble y posee en su exterior sillas con mesas, algunas de estas adecuadas con sombrillas.

La empleada, Adriana Chagolla revivió su experiencia al contar que había presenciado en varias ocasiones a una entidad, a un hombre alto vestido completamente de blanco que se ve en la parte externa del Café, llega a la mitad de la puerta sin pasarse, nunca entra, se asoma y luego se desvanece.

Carlos Cisneros, otro empleado del mismo café, por su parte expresó que incluso llegó a confundir al ente con algún cliente, además que manifestaron que no se le aprecian sus facciones faciales, ni su edad, pues afirmaron que sólo se le veía la silueta blanca asomándose constantemente o sombras al pasar, sin que haya nadie al momento de revisar.

Adriana platicó que en el interior del Café se ve una niña, la cual camina de la barra a una de las esquinas del local, pero de ahí no sale, incluso se le ha aparecido sentada en una de las sillas de adentro.

Entro otras cosas, también han tenido experiencias como que les prendan y apaguen las luces, así como cuando van al baño, tocan y preguntan si está ocupado y les responden “sí” con una voz firme y sin haber nadie adentro, y ruidos como de que se caen muchos platos y cucharas de la cocina, pero al cerciorarse de tales fuertes sonidos, todo estaba en orden con los trastes.

Pasos en la escalera de caracol

En la segunda planta del lugar, en la oficina conocida como “Culturas Populares”, el coordinador, Javier Rodríguez, comentó que cuando era convento, en ese cuarto iba a leer un monje que veía cosas y le hacían cosas, cuando todavía no existía la luz eléctrica y se usaban las velas para alumbrar.

El coordinador de Culturas Populares mencionó que la oficina cuenta con una estrecha escalera de caracol que bajaba hacia la huerta que en aquél entonces pertenecía a los monjes y que ahora es la cochera del lugar, y que daba hasta lo que era el río.

La escalera está ubicada al fondo de la oficina a mano izquierda y en la planta baja permanece la puerta original por la cual ingresaban leña y víveres, siendo que la entrada original es la de la Casa de la Cultura.

“Yo lo que empecé a oír, tengo varios años, unos 6, es que suben por esa escalera de caracol, como hay una puerta que da del patio a acá, pensé que alguien venía y no llegaban, y otro día otra vez, bueno, ¿quién está vacilando o quién entra y no llega? Y me bajé corriendo a ver quién estaba y no había nadie”. Dio a conocer el señor Javier Rodríguez.

Psicofonías: Cantos de monjes en el Aula Escénica

Según la información brindada por personal de Culturas Populares y vigilantes, existe un aula que, a lo largo del pasillo, donde inicia la entrada a dicho salón, existe una mayor acumulación de “energías”, pues tras la puerta de cristal, se dice que en ocasiones mueven de lugar ciertos objetos, tales como bancas o el mismo pizarrón o incluso se escuchan cánticos, como un coro.

El domingo 10 de agosto de 2014, pasadas las 12 de la noche, había dos vigilantes del viejo ex convento agustino que se encontraban en turno realizando su rondín, cuando escucharon unos rezos extraños que bien pudieran asemejarse a cantos gregorianos o de monjes provenientes del aula en cuestión.

Uno de los vigilantes grabó el suceso y pudieron subir el video a YouTube y se pueden apreciar claramente dichas psicofonías o voces del más allá como evidencia:

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba