Ambos murieron por Coronavirus, tenían 40 años de casados

Adrián perdió a su papá y a su mamá en menos de un mes y ahora forman parte de la estadística de salud en Guanajuato

Irapuato, Guanajuato.- Primero murió su papá y a las tres semanas su mamá, ambos tenían Covid y ellos no la libraron, aunque a la fecha pocos creen que el virus para algunos es letal.

Así es la historia de Adrián y su familia, arraigada en Irapuato; ellos como cualquier familia, estaban entre el ecepticismo y creer en algo que no es visible.

Adrián de 39 años, es el hijo mayor de la familia integrada por sus papás y dos hermanos, uno de ellos es doctor y la probabilidad de mentir sobre algo tan cruel y doloroso es imposible.

En el mes de septiembre, el papá de Adrián comenzó con los síntomas del Coronavirus, aunque de manera algo compleja, parecía que estaba tranquilo, pues el virus no le habían hacho tanto daño o eso creía.

Sin embargo de manera sorpresiva un lunes sentía que no podía respirar y a la pocas horas de que estaba siendo atendido por su hijo el médico en el Hospital general de Irapuato, no resistió y murió.

La primera víctima se trataba de un hombre jubilado de apenas 64 años, que relativamente estaba sano y que parecía que no le iba a ocurrir nada.

La mamá de Adrián comenzó con los síntomas y a los poco días ya estaba entubada, resistiendo el virus que desafortunadamente terminó con su vida.

Ambos acaban de cumplir 40 años de casados, sus hijos todos eran profesionistas y disfrutaban de la vida y de los nietos.

La historia de ellos no es un cuento de los que se escuchan en las calles, dónde se dice que no hay virus y que es un invento; aquí jugar con ese tema no es broma y el desenlace es trágico, donde una familia quedó destruida por el coronavirus del que pocos o a nadie le interesa.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba