Aida Aguirre se autodefine como una mujer agradecida y muy feliz

La irapuatense reconocida por ser una pintura y jugadora de tenis, dijo que ser mujer es muchas de las ocasiones presenta obstáculos, por la estigmatización que existe

Irapuato, Guanajuato.- “El que te quieran encasillar en un sitio determinado tanto en la vida pública como privada”, es como Aída Aguirre Mariscal expresó el sentir que se ha encontrado como mujer entre los retos más complicados de su vida.

La segunda hija de una familia de con 5 hermanos, apasionada a jugar tenis y ella misma considerada como una mujer responsable, práctica, conciliadora, multidisciplinaria, entregada, participativa, agradecida y muy feliz, Aida Mariscal enumeró parte de su vida diaria.

Aida Aguirre al Centro, izquierda Carlos Motibeller (esposo), Derecha Carlos (Hijo)

Aida es una mujer que está casada con José Carlos Montibeller, un hombre al que consideró como el amor de su vida, porque a pesar de los retos a los que se han enfrentado como familia, han podido encauzar varias situaciones y ella en muchas de ellas ha sido el pilar para ejecutarlas.

La irapuatense describió que uno sus libros favoritos ha sido “Lo que el viento se llevó, libros de arte y noticias de relevancia”, al igual comentó que una de sus grandes facetas es la pintura, componer música y cocinar, aunado a su liderazgo en distintas asociaciones de mujeres y de niños.

“Soy una mamá con cierta autoridad moral y con un compromiso de educación y ejemplo para los hijos respetando sus decisiones; el papel del hombre debería ser de respeto, amigo, proveedor, ejemplo y mucho amor para sobrellevar un barco en el que en pareja amos somos los capitanes”, dijo Aida Mariscal.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba