¿A quién le dedicó “La media vuelta” José Alfredo Jiménez?

El “Hijo del Pueblo” habría querido expresarle su cariño a una de sus más cercanas amigas con una canción, además de desearle lo mejor en su carrera

Una de las canciones más famosas que compuso José Alfredo Jiménez es La media vuelta. Hasta hoy tiene un gran significado para los mexicanos debido a que es una de las favoritas de Luis Miguel, pero en su momento fue una declaración de amor por parte del Hijo del Pueblo a una de sus musas.

Fue en 1961 la primera vez que La media vuelta fue interpretada por su compositor, José Alfredo Jiménez, y aunque en su momento él no llegó a revelar para quién estaba escrita, se sabía que siempre se inspiraba en sus desamores y romances para hacer sus canciones, por lo que los rumores no tardaron en comenzar en circular.

Para ese entonces había una mujer que comenzaba a ser parte de la vida diaria de José Alfredo, Lucha Villa. La Grandota de Camargo se había convertido en una de las más importantes cantantes de Chihuahua y había muchos interesados en impulsar su carrera para que se convirtiera en una estrella nacional, fue entonces que algunos productores la contactaron con el compositor.

Lucha era una gran admiradora del intérprete de Paloma Querida, motivo por el que gran parte de su repertorio se concentraba en él, por ello es que se buscó que los cantantes se conocieran e intentaran trabajar juntos.

Desde el principio la relación habría resultado buena. Alfredo y Lucha compartían intereses y gustos en cuanto a música, por lo que la química inmediatamente los hizo saber que sí podían lanzar de la mano algún proyecto.

Sin embargo, Jiménez habría comenzado a desarrollar sentimientos por el la cantante y los reprimió por un tiempo, pero no quería que lo que sentía por Villa se quedara ahí, así que hizo lo que acostumbraba cuando llegaba una nueva musa a su vida: le compuso una canción.

Aunque pareciera una canción de desamor, el Hijo del Pueblo habría escrito La media vuelta a Lucha Villa deseándole que tuviera grandes éxitos en su carrera, la cual apenas estaba comenzando.

José Alfredo quería que su colega tomara el mejor camino, aunque eso significara que lo dejara en el olvido por aceptar nuevas oportunidades, pues habría sido tal su cariño, que eso ya no le importaba.

Es así que La media vuelta se convirtió en una de las primeras canciones que la intérprete de Tú a mí no me hundes grabó en un estudio para su lanzamiento como cantante.

La canción rápidamente se convirtió en una éxito, por tanto, La Grandota de Camargo consolidó su fama como una de las primeras rancheras de alcance nacional.

No obstante, también existe la versión de que La media vuelta sólo habría sido una canción más para José Alfredo y sólo se la habría dado a Lucha porque confiaba en su talento y la quería apoyar.

El rumor de que los cantantes llegaron a tener un romance los persiguió a lo largo de sus carreras, pero ninguno confirmó si fue real, pues de haberlo sido, comprobaría que él le habría sido infiel a alguna de sus esposas.

Y es que Lucha y Jiménez se convirtieron en una de las más importantes coplas de la época, interpretando juntos canciones como Si nos dejan, El siete mares, Cuando nadie te quiera, Pa’todo el año, entre otros temas.

Según llegó a revelar la hija de la chihuahuense, Rosa Elena Miller, ella habría sido testigo del romance que su mamá y el cantautor mantenían, pues habría escuchado las conversaciones que tenía cuando se encontraban en diferentes países.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button